fbpx

Reducción de daños

La desinformación generalizada sobre el vapeo daña la salud pública

Dejar de fumar es una de las cosas más difíciles de hacer, como muchos exfumadores y actuales fumadores saben por dolorosa experiencia personal. La salud pública y los políticos deben esforzarse más para ayudar a los fumadores a dejar de fumar. 700.000 muertes por año en la UE deberían ser un incentivo suficiente para hacernos repensar nuestro enfoque actual.

Para ayudar eficazmente a los fumadores a dejar de fumar definitivamente, se deben cumplir tres condiciones:

En primer lugar, los fumadores deben poder elegir entre tantas opciones como sea posible para averiguar qué método para dejar de fumar funciona mejor para ellos. Las personas son diferentes y, por lo tanto, deben estar disponibles y asequibles diferentes formas de dejar de fumar. Para muy pocas personas (menos de 4%), dejar de fumar sin ayuda funciona. Para unos pocos, la terapia de reemplazo de nicotina (como los chicles o parches de nicotina) funciona, y resulta que para muchas personas, las nuevas alternativas de nicotina les ayudan a dejar de fumar de una vez por todas. Esos productos van desde vapeo y productos que no queman calor hasta snus o bolsas de nicotina. Lo que todas estas nuevas formas tienen en común es que separan el consumo de nicotina de la combustión del tabaco (que produce la gran mayoría de la toxicidad del tabaquismo), haciéndolos mucho menos dañinos que fumar cigarrillos. Cada uno es diferente, cada uno funciona mejor para cada persona diferente.

El 62% de fumadores en Francia y el 53% en Alemania creen que las políticas antitabaco ignoran lo difícil que es dejar de fumar. Claramente, los fumadores no están satisfechos con los métodos tradicionales para dejar de fumar y, por lo tanto, buscan el vapeo como un medio para dejar de fumar.

En segundo lugar, necesitamos un marco regulatorio abierto y moderno que se adapte a estas nuevas alternativas. Estos nuevos productos no son lo mismo que fumar. Por lo tanto, no deben pintarse con el mismo pincel reglamentario. Lo que necesitamos en cambio es una regulación basada en el riesgo. Vapear es 95% menos dañino que fumar y, por lo tanto, no debe tratarse de la misma manera. La reducción de daños debe convertirse en una pieza central de las políticas contra el tabaquismo, como en el campo de las drogas farmacéuticas. La reducción de daños sigue estrategias y soluciones prácticas para reducir las consecuencias nocivas asociadas con el uso de ciertas sustancias en lugar de un enfoque poco realista de 'simplemente dejar de fumar'. Animar a los fumadores que no pueden o no quieren dejar de fumar a cambiar al vapeo es el mejor ejemplo de reducción de daños.

En tercer lugar, los fumadores deben tener información precisa sobre los riesgos potenciales de los diferentes productos para tomar decisiones. Lo mismo se aplica a los profesionales médicos que trabajan con esos fumadores. Necesitan conocer los hechos para marcar una diferencia duradera para los fumadores.

Leer el texto completo aquí

Libere el potencial del vapeo: la falta de conocimiento sobre el vapeo frena el abandono del hábito de fumar

El Consumer Choice Center, junto con World Vapers' Alliance, presentó recientemente un nuevo encuesta realizado con 30 médicos generales y más de 800 fumadores en Alemania y Francia, con una buena noticia inicial: ¡más de la mitad de los encuestados quieren dejar de fumar!

La conciencia sobre los efectos en la salud de fumar tabaco ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, lo que ha llevado a los responsables de la formulación de políticas a establecer reglas para frenar el uso. Sin embargo, como todo vicio que conlleva riesgo, las medidas prohibitivas y estrictas no han dado los resultados deseados.

La terapia de reemplazo de nicotina (TRN) estándar es reconocida, observada y cubierta por los sistemas de seguridad social, a pesar de mostrar efectos muy limitados en los esfuerzos por ayudar a quienes eligen dejar de fumar. Vapear ha brindado a los consumidores la oportunidad de satisfacer la necesidad de nicotina, todo mientras representa una fracción del daño. vapear es 95% menos dañino que el uso de cigarrillos convencionales, y es al mismo tiempo la herramienta para dejar de fumar más exitosa.

Sabiendo todo esto, podemos decir que vapear es usar nicotina lo que los cinturones de seguridad son para conducir o lo que los condones son para los encuentros sexuales: si bien puede ser más seguro no usar nicotina en absoluto, no conducir un automóvil o no tener relaciones sexuales, es fundamental para aplicar la reducción de daños. Desde la invención del primer cigarrillo electrónico en 2003, el vapeo ha recorrido un largo camino para ofrecer opciones a los fumadores que desean dejar de fumar, y lo ha hecho con muchos menos riesgos que los cigarrillos.

Desafortunadamente, a veces es difícil encontrar informes precisos sobre el vapeo. Muchos lectores pueden recordar el aumento en los casos de EVALI (cigarrillo electrónico o producto de vapeo, uso de lesión pulmonar asociada) en los Estados Unidos en 2019, que se atribuyó al vapeo. Hasta el día de hoy, estos casos han desincentivado a los fumadores a cambiar, a pesar de que ha sido mostradoque los usuarios afectados habían estado consumiendo líquidos electrónicos que contenían THC del mercado ilícito. Sin el conocimiento de los compradores en ese momento, se había agregado acetato de vitamina E a esos líquidos, con consecuencias fatales para quienes los consumían. Todo lo que realmente hizo la historia fue subrayar la importancia de un mercado regulado y legal para los productos de vapeo, lo que evita dejar el mercado a los contrabandistas.

Cuando abogan por la reducción de daños, las organizaciones como la nuestra no solo se topan con historias de miedo en los medios, sino también con conceptos erróneos generalizados. La encuesta CCC/WVA mostró que el 33% de fumadores en Francia y el 43% en Alemania creen que vapear es tan dañino o más dañino que los cigarrillos. Las creencias erróneas sobre la nicotina se extienden aún más: el 69% de los fumadores en Francia y el 74% de los fumadores en Alemania creen que la nicotina causa cáncer, lo cual está muy alejado de la evidencia científica. Los expertos en nicotina saben esto desde hace mucho tiempo, pero la información no ha llegado al público, a los políticos ni a los médicos generales.

Los médicos son agentes de cambio esenciales cuando se trata de los hábitos poco saludables de sus pacientes. Sin embargo, nuestra encuesta ha demostrado que demasiados médicos comparten puntos de vista mal informados sobre la nicotina, o ni siquiera conocen el concepto de reducción de daños. Como resultado, la mayoría de los médicos no recomiendan el vapeo como una herramienta para dejar de fumar. Sus puntos de vista sobre la nicotina (a menudo creen que causa daño pulmonar) también son fundamentalmente incoherentes: si la nicotina causara daño pulmonar, ¿por qué los médicos recomendarían NRT, que contienen nicotina?

La reducción del daño del tabaco tiene un largo camino por recorrer antes de alcanzar los ambiciosos objetivos de dejar de fumar a gran escala. Por lo tanto, la información es crucial: la satanización de la herramienta de reducción de daños más exitosa debe detenerse, al igual que las reglas y regulaciones punitivas. El vapeo debería estar en el centro de cualquier próximo cambio de política diseñado para frenar el consumo de tabaco, en lugar de ser el objetivo de una sobretasa.

Publicado originalmente aquí

El estudio revela que el 62% de fumadores en Francia y el 53% en Alemania creen que las políticas antitabaco ignoran lo difícil que es dejar de fumar

El estudio encargado por Consumer Choice Center y escrito en cooperación con World Vapers' Alliance revela varios conceptos erróneos sobre la nicotina y la reducción de daños entre los profesionales de la salud y los consumidores.

la encuesta sobre Percepciones sobre la reducción de daños del tabaco y la nicotina en Francia y Alemania se llevó a cabo para obtener una mayor comprensión del impacto de las percepciones erróneas sobre el vapeo entre los médicos generales, fumadores y legisladores, en la futura política de reducción de daños en Europa. La encuesta presenta 30 entrevistas con médicos generales y una encuesta cuantitativa de 862 fumadores franceses y alemanes.

Resultados clave:

  • Solo tres de los 15 médicos en Alemania dicen que conocen el término reducción de daños.
  • El 33% de fumadores en Francia y el 43% en Alemania creen erróneamente que vapear es tan dañino o más dañino que los cigarrillos.
  • 69% de fumadores en Francia y 74% de fumadores en Alemania creen erróneamente que la nicotina causa cáncer.
  • El 62% de fumadores en Francia y el 53% en Alemania creen que las políticas antitabaco ignoran lo difícil que es dejar de fumar.

Leer el texto completo aquí

Pentingnya Meningkatkan Penelitian Produk-Produk Tembakau Alternatif di Dalam Negeri

Vape atau rokok elektrik saat ini merupakan produk yang kerap menimbulkan pro dan kontra dari berbagai kalangan. Bagi sebagian kalangan, vape atau rokok elektrik merupakan produk yang sangat berbahaya bagi kesehatan, sehingga harus dilarang secara penuh, atau setidaknya diregulasi secara sangat ketat.

Sementara itu, bagi kalangan lain, vape atau rokok elektrik dianggap sebagai produk yang sangat penting, khususnya untuk membantu para perokok untuk berhenti merokok. Untuk itu, bila pemerintah melarang atau meregulasi produk-produk vape secara sangat ketat, maka kebijakan tersebut merupakan sesuatu yang tidak tepat, kerena hal tersebut akan membatasi kesempatan para perokok untuk mendapatkan produk alternatf lain yang dapat membantu menghilangkan kebiasaan merokoknya.

Terlepas dari pro dan kontra tersebut, tidak bisa dipungkiri bahwa, fenomena penggunaan produk-produk rokok elektrik merupakan hal yang kian meningkat dari waktu ke waktu, khususnya bagi mereka yang tinggal di masyarakat urban. Pada tahun 2017, diperkirakan ada sekitar 900 ribu pengguna vape di Indonesia. Dalam jangka waktu 3 tahun, tepatnya tahun 2020, angka tersebut meningkat pesat menjadi 2,2 juta pengguna vape di negara kita (medcom.id, 22/01/2021).

Fenomena semakin meningkatnya pengguna vape ini juga bukan merupakan hal tarjadi di Indonesia saja, tetapi juga di dunia secara keseluruhan. Berdasarkan laporan dari Global Harm Reduction 2021 misalnya, secara total diperkirakan ada 82 juta pengguna vape di seluruh dunia. Angka ini meningkat dari sebelumnya sekitar 68 juta pengguna vape aktif di dunia pada tahun 2020 (tribunnews.com, 22/06/2022).

Untuk itu, tentunya kerangka kebijakan yang tepat dalam menghadapi fenomena ini merupakan sesuatu yang sangat penting yang harus dilakukan oleh para pembuat kebijakan. Tanpa adanya kebijakan yang tepat, tentunya konsumen menjadi salah satu pihak yang paling dirugikan, selain tentunya para pekerja yang mendapatkan penghasilannya dari industri tersebut.

Untuk mampu merancang kebijakan yang tepat, salah satu langkah utama yang sanga penting untuk dilakukan tentunya adalah dengan melakukan riset dan penelitian terlebih dahulu terkait dengan produk-produk rokok elektrik, dan juga produk-produk tembakau alternatif lainnya secara lebih luas. Tanpa adanya penelitian yang memadai, tentunya akan sangat sulit bagi kita untuk bisa menemukan kebijakan yang tepat dalam merespon fenomena semakin tingginya pengguna vape di Indonesia.

Di berbagai negara lain, penelitian terahdap produk-produk rokok elektrik atau vape merupakan sesuatu yang sudah sangat banyak dilakukan, salah satunya adalah Britania Raya. Pada tahun 2015, lembaga kesehatan publik asal Inggris, Public Health England (PHE), mengeluarkan laporan yang menunjukkan bahwa, vape atau rokok elektrik 95% jauh lebih tidak berbahaya bila dibandingkan dengan rokok konvensional yang dibakar (www.gov.uk, 19/08/ 2015).

Hasil dari penelitian tersebut tentunya memiliki dampak yang sangat signifikan terhadap para pembuat kebijakan di Britania Raya untuk menyusun kebijakan terkait vape dan produk tembakau alternatif lainnya secara tepat. Britania Raya sendiri akhirnya menjadi salah satu negara pelopor yang menjadikan produk tersebut sebagai produk alternatif untuk membantu para perokok untuk berhentu merokok (insidesources.com, 05/03/2021).

Negara kita tentu bisa belajar dari langkah yang dilakukan oleh Pemerintah Inggris. Riset dan penelitian mengenai vape dan produk tembakau alternatif lainnya masih cukup kurang di negara kita, yang membuat masih banyaknya berbagai kabar misinformasi terkait dengan produk-produk tersebut, seperti vape atau rokok elektrik memiliki kandungan yang sama bahayanya atau bahkan bahaya lebih berkaonial .

Hal ini juga diakui oleh beberapa pihak terkait di Indonesia, salah satuya adalah Asosiasi Vapers Indonesia (AVI). AVI menyatakan bahwa, industri vape dan produk-produk tembakau alternatif lainnya merupakan industri yang saat ini sedang mengalami perkembangan di Indonesia, dan untuk itu dibutuhkan penelitian yang lebih besar terkait dengan produk-produk tersebut (tribunnews.com, 22/06/2022).

Melalui penelitian yang memadai, tentu hal tersebut dapat membantu para pengambil kebijakan untuk mengeluarkan kbeijakan terkait vape dan produk tembakau alternatif lainnya yang tepat, agar tidak merugikan para konsumen dan juga para pekerja. Jangan sampai, regulasi dan juga auran yang diberlakukan etrsebut justru menjadi kontraproduktif, dan justru merugikan para konsumen karena membuat mereka lebih sulit untuk mendapatkan produk alternatif tembakau yang memiliki resiko jauh lebih rendah.

Sebagai penutup, adanya penelitian yang memadai terhadap rokok elektrik, dan juga produk-produk tembakau alternatif lainnya, merupakan hal yang sangat penting, agar para pembuat kebijakan bisa menyusun kerangka kebijakan yang tepat terkait dengan produk-produk tersebut. Dengan demikian, diharapkan para pembuat kebijakan dapat menyusun kebijakan yang tepat, yang dapat membantu jutaan para perokok di Indonesia untuk menghentikan kebiasaan merokoknya yang sangat berbahaya bagi kesehatan.

Publicado originalmente aquí

La reducción de daños da un giro en U en el vapeo

Los funcionarios de salud pública y aquellos con influencia significativa al establecer la política de salud se alegraron el mes pasado cuando la Administración de Drogas y Alimentos negó la capacidad de Juul Labs para continuar vendiendo su dispositivo de vapeo.

Transmitido como un Orden de denegación de marketing, la decisión obliga a las estaciones de servicio, los minoristas y las tiendas de vapeo a retirar los dispositivos Juul de los estantes, privando a los consumidores de su capacidad para comprar estos productos a través de medios legales.

Aunque la compañía ha ganado un estancia temporal por el Tribunal de Apelaciones del Distrito de DC, el reciente mandato de "nicotina cero" de la FDA, que incluye límites de nicotina en cigarrillos y prohibiciones en productos de tabaco mentolados, muestra que la administración no retrocederá en sus planes para reducir el consumo de nicotina.

Pero eso sería una verdadera oportunidad perdida para la salud pública.

En lugar de prohibir los productos de consumo o establecer estándares rigurosos, si no imposibles, para comercializar productos de vapeo, la FDA podría seguir la retórica del presidente y respaldar la reducción del daño del tabaco como alternativa.

Como cuestión de salud pública, la reducción de daños es uno de los pilares clave de la Estrategia Nacional de Control de Drogas del presidente Biden, como reveló en el discurso del Estado de la Unión de este año. Esto incluye educación, apoyo, intercambio de agujas limpias y sitios de inyección seguros para los adictos a drogas como la heroína y otras recetas. Si este camino es virtuoso para los adictos a los opioides, ¿por qué no debería serlo para los adictos a la nicotina, como se practica en otros lugares?

El Reino Unido no solo reconoce los beneficios de los dispositivos de vapeo, pero los recomienda activamente en sus propios materiales y el Servicio Nacional de Salud, su sistema de salud del estado, defendiendo a los 1,2 millones de vapeadores británicos que ahora han dejado de fumar. Salas de salud en Nueva Zelanda rutinariamente ofrecer productos de vapeo a los pacientes.

Si el Reino Unido y Nueva Zelanda pueden citar varios estudios y encuestas de salud que demuestran que los dispositivos de vapeo son un 95 % menos dañinos que fumar, ¿por qué esta evidencia no logra cruzar el océano hacia los reguladores estadounidenses?

Si se cree en las últimas encuestas de Gallup, el 6 por ciento de los estadounidenses son vapeadores, la mayoría de los cuales ganan menos de $40,000 al año. Eso es el equivalente a 20 millones de vapeadores que han elegido un producto menos dañino para calmar sus ansias de nicotina.

El doble de esa cifra (casi 40 millones) siguen siendo fumadores, de acuerdo a al CDC. Pasar a una estrategia de reducción de daños fácilmente podría salvar millones de vidas.

Eso incluye reconocer a los propietarios de las tiendas de vapeo, a los grupos comunitarios apasionados de vapeadores y a los profesionales del control del tabaco que han llegado a confiar en toda una industria de productos de vapeo como una estrategia más efectiva para eliminar los daños del tabaco.

Aquellos que aplauden las acciones de la administración sobre Juul señalan la publicidad anterior de la compañía para los jóvenes y la mayor aceptación de los dispositivos de vapeo por parte de los jóvenes. Estas son situaciones preocupantes que merecen una consideración cuidadosa, el desprecio público y la acción, especialmente considerando los efectos de la nicotina en los cerebros de los adolescentes.

Dicho esto, en lugar de mitigar estos daños a los jóvenes y abordarlos adecuadamente, ¿por qué somos tan rápidos en abandonar a 40 millones de fumadores de la oportunidad de cambiar a un producto menos dañino para satisfacer su adicción?

La mayoría de los vapeadores disfrutan de productos de un mercado competitivo de sistemas de tanques abiertos, desechables y tanques de cápsulas lejos del control de cualquier ejecutivo de tabaco. Este punto a menudo se pasa por alto en el debate público sobre el vapeo.

Si la pandemia nos enseñó algo sobre la percepción pública del riesgo, es que debemos empoderar a las personas para que tomen decisiones para mejorar su propia situación en lugar de hacerlo por ellos.

Frustrar la capacidad de los consumidores adultos para elegir una opción más saludable es negar los beneficios genuinos para la salud que se obtienen al abrazar la reducción de daños.

Tenemos leyes por una razón, y deben hacerse cumplir para mantener los dispositivos de vapeo lejos de las manos de los jóvenes. La educación y una fuerte supervisión de los padres harían maravillas para mantener a una generación libre de adicciones.

Pero abandonar por completo la perspectiva de una sociedad libre de humo sería una locura, y es hora de que nuestros funcionarios de salud pública lo admitan.

Publicado originalmente aquí

La represión de Juul de la FDA es el último golpe en la guerra irracional contra la nicotina

La semana pasada, la Administración de Drogas y Alimentos (FDA, por sus siglas en inglés) dictó una decisión consecuente que afecta a millones de consumidores: una orden de denegación de mercadeo para Juul Labs, fabricante del popular dispositivo de vapeo Juul basado en cápsulas.

Se resume mejor como una prohibición inmediata de los productos Juul.

Esto obliga a las estaciones de servicio, tiendas de conveniencia, tiendas de vapeo y otros establecimientos que almacenan estos dispositivos y sus cápsulas con sabor a dejar de venderlos de inmediato a los clientes que los desean.

Ahora, las acciones de la FDA han sido detenido temporalmente por la Corte de Apelaciones de DC, dándole a la compañía tiempo adicional para argumentar su caso en el sistema judicial.

Si bien la orden judicial es un suspiro fugaz de alivio para los usuarios de estos productos, marca solo la última causalidad en la guerra irracional del establecimiento de salud pública contra la nicotina y los productos de nicotina. Y una señal de que aún más negaciones continuarán reduciendo el acceso de los consumidores a las alternativas a la nicotina, productos que se sabe que son mucho más menos dañino que fumar.

El enrevesado y bizantino proceso en el que falló Juul se conoce como la Solicitud de productos de tabaco previa a la comercialización, una Prueba de permiso exigida por la FDA para cualquier empresa que desee vender un nuevo producto de tabaco (todos los anteriores a 2007 están protegidos). Como es de suponer, los estándares para esta prueba son opacos, poco claros y totalmente arbitrarios.

Solo un puñado de productos de vapeo han podido pasar el mandato de la FDA de "mejorar la salud pública" desde 2015, y solo uno no fabricado por una compañía tabacalera. Al momento de escribir, hay decenas de miles de dispositivos de vapeo, líquidos y componentes que aún esperan su destino de la FDA.

Este último punto es importante porque la FDA, y las leyes aprobadas por el Congreso, ahora reconocer productos de vapeo, incluso los que contenían nicotina sintética en lugar de derivada del tabaco, como el tabaco, lo que justificaba este arduo proceso.

Lo que el laberinto burocrático impuso a todas las empresas de vapeo familiares y compañías tabacaleras por igual nos muestra que la FDA tiene un sesgo persistente contra el uso de vapeo de nicotina por parte de los consumidores, y la nicotina en general.

En su propio sitio web, la FDA enumera los productos que tiene aprobado para dejar de fumar, principalmente fármacos como Chantix y Zyban, o parches o chicles de nicotina de Nicorette, distribuidos en EE.UU. por el gigante farmacéutico GlaxoSmithKline.

El gobierno del Reino Unido, por su parte, reconoce los beneficios de los dispositivos de vapeo y los recomienda activamente, citando la cifra de 1,2 millones de vapeadores británicos que ahora han dejado de fumar.

El Reino Unido cita la investigación científica disponible internacionalmente y el respaldo de los organismos de salud como otra razón por la cual los fumadores deberían considerar dejar sus cigarrillos por un vaporizador. ¿La FDA no tiene acceso a estos datos? ¿O es esto parte de una tendencia más grande?

En el mismo mes que la FDA emitió esta decisión, está buscando comentarios públicos sobre su prohibiciones propuestas en puros aromatizados y cigarrillos mentolados y pronto presentar una regla que limita los niveles de nicotina permitidos en los cigarrillos. Aún no se ha aclarado cómo estas reglas afectarán la relación entre las fuerzas del orden y las comunidades minoritarias, que usan productos mentolados con más frecuencia, y tampoco el riesgo de un aumento de los mercados ilícitos, como ya ocurre en Massachusetts y Canadá, que tienen sus propios productos mentolados. prohibiciones

Pensar que cuando los estados buscan legalizar el cannabis para poner fin a la guerra contra las drogas, es desconcertante que estemos comenzando una nueva guerra contra las drogas contra la nicotina al mismo tiempo.

En todo esto, la suposición principal, como lo establece claramente el sitio web de la FDA, es que las personas que buscan dejar de fumar ya tienen las respuestas, y esas respuestas son productos farmacéuticos o programas de abstinencia de nicotina que han recibido el sello de aprobación del gobierno.

Los millones de estadounidenses que han dejado de fumar a través de dispositivos de vapeo comprados en estaciones de servicio o tiendas de vapeo están asumiendo un riesgo que la FDA considera demasiado peligroso, o como señalan muchos activistas de la salud son “más peligroso” que fumar.

Esas afirmaciones se oponen a una letanía de estudios científicos y documentos que prueban que el vapeo es una alternativa menos dañina al consumo de tabaco.

¿Por qué, entonces, grupos destacados contra el tabaco como la Campaña para Niños Libres de Tabaco, la Asociación del Pulmón y otros serían tan centrado en prohibir los productos de vapeo?

Los esfuerzos nacionales contra el vapeo representan un esfuerzo organizado por activistas y grupos de control del tabaco, a menudo conectados con el fondos del multimillonario exalcalde de la ciudad de Nueva York, Michael Bloomberg, para tratar de eliminar el vapeo como una alternativa de nicotina segura y accesible a los cigarrillos combustibles.

Sabemos esto por varios países donde estos grupos ayudaron a impulsar las prohibiciones de vapeo, como México y Filipinas, pero también del $160 de Bloomberg subvención de millones a organizaciones estadounidenses para hacer campaña contra el vapeo juvenil.

El alejamiento del tabaco para centrarse en el vapeo, especialmente la "crisis del vapeo juvenil", se trata tanto del dinero como de los números.

Según los CDC, la tasa actual de fumadores en EE. UU. es sólo 12.5%, por debajo de más de 20% hace no más de una década. Las alternativas a la nicotina, como los dispositivos de vapeo, el snus y las bolsas, han jugado un papel importante en esto, al igual que los tabúes culturales más amplios sobre fumar.

Y aunque la justificación para restringir los dispositivos de vapeo se debe al uso de los jóvenes, los CDC datos propios muestra que menos de 0.6% de estudiantes de secundaria usaron un dispositivo Juul más de una vez al mes, una reducción considerable en solo dos años. Esa tendencia a la baja es consistente entre todos los productos de vapeo.

La confusión viene con la forma en que el se tabulan los datos, que muestra el desglose porcentual de los estudiantes de secundaria que vapean y los productos que usan, lo que a menudo lleva a los políticos y activistas a dar la impresión de que son muchos más los jóvenes que intentan vapear que ellos. Y esto no incluye a los que vapean productos de cannabis, que en encuestas anteriores mostró números más altos que el vapeo de nicotina.

Independientemente de esos hechos, el vapeo está en la mira.

A pesar de los millones gastados, no se admite que los adultos responsables usen estos productos en cantidades mucho mayores y, como resultado, tengan resultados positivos para la salud.

Afortunadamente, este último punto ha sido abordado por un selecciona grupo de investigadores del tabaco que comprenden la continuidad del riesgo y elogian el potencial del vapeo para lograr que los fumadores dejen de fumar, incluido Cliff Douglas, director de la Red de Investigación del Tabaco de la Universidad de Michigan y exvicepresidente de control del tabaco en la Sociedad Estadounidense del Cáncer.

Si se tratara de una conversación racional y basada en la ciencia y un proceso regulatorio, esos resultados positivos para la salud serían una obviedad. Desafortunadamente, como hemos visto con la guerra global contra los productos de vapeo, esta es más una batalla ideológica que una misión de pura salud.

La FDA ha estado demasiado dispuesta a jugar este juego en la corte de la política, y debería ser condenada por hacerlo.

Yaël Ossowski es una escritora canadiense-estadounidense y subdirectora del Consumer Choice Center.

Gravar el vapeo promueve el tabaquismo. Entonces, ¿por qué Ottawa está haciendo eso?

Las regulaciones de vapeo de mano dura y los impuestos no hacen más que crear más fumadores

Health Canada anunció la semana pasada que ahora se requerirán etiquetas de advertencia en todos y cada uno de los cigarrillos en un paquete. Esa primicia mundial es parte del objetivo de Canadá de que menos del cinco por ciento de los canadienses fumen para 2035. Es difícil saber qué efecto han tenido medidas similares en el pasado, pero por las razones que sean, el consumo de tabaco en Canadá ha disminuido significativamente en los últimos años. últimos 15 años. En 2007, el 31 por ciento de los canadienses se identificaron como fumadores habituales. Para 2020, ese número se redujo a solo el 11 por ciento. Eso es sin duda una buena noticia. Todos sabemos el impacto devastador que puede tener fumar. Aproximadamente 48.000 canadienses mueren cada año por enfermedades relacionadas con el tabaco.

Pero si bien la disminución del tabaquismo es motivo de celebración, las nuevas regulaciones de vapeo de Ottawa podrían ir en contra de la meta libre de humo de 2035 de Health Canada al empujar a algunos ex fumadores a volver a fumar.

Vapear, que es el consumo de nicotina sin la combustión de cigarrillos, es mucho menos dañino que fumar y, por lo tanto, se considera ampliamente una herramienta útil para reducir los daños para los fumadores que intentan dejar de fumar. Un 2017 estudiar de investigadores de la Universidad de California encontraron que los datos del censo de EE. UU. mostraron que el vapeo había contribuido a un aumento significativo en el abandono del hábito de fumar. Por lo tanto, recomendó comunicaciones positivas de salud pública que apoyen el vapeo. Ese es el enfoque que se está tomando en Inglaterra, con resultados positivos. Después de que Public Health England considerara que vapear es un 95 por ciento menos dañino que fumar, la Oficina de Salud del Reino Unido decidió para promover el vapeo entre los fumadores adultos como parte del propio plan del país para estar libre de humo para 2035. Incluso ha creado un programa de "intercambio para dejar de fumar" en el que los fumadores pueden canjear sus cigarrillos por dispositivos de vapeo gratuitos.

Desafortunadamente, el enfoque de Canadá sobre el vapeo no abarca la reducción de daños de la misma manera que lo hace el Reino Unido. En lo que se refiere a narcóticos y otras drogas, la reducción de daños está a la orden del día en Ottawa. Pero cuando se trata de productos de tabaco, por alguna razón, la erradicación sigue siendo el objetivo. Por lo tanto, Ottawa ya ha buscado prohibir todos los sabores de vape, excepto el tabaco y la menta/mentol, aunque casi la mitad de los vapeadores canadienses usan sabores como su método preferido para dejar de fumar, y por una buena razón. Un longitudinal representativo a nivel nacional estudiar de más de 17,000 estadounidenses mostró que los adultos que usaban productos de vapeo con sabor tenían 2.3 veces más probabilidades de dejar de fumar en comparación con los vapeadores que consumían productos de vapeo con sabor a tabaco. ¿Por qué no es difícil de entender. Si está tratando de dejar el tabaco, limitarse a vapear productos que saben a tabaco no es muy útil.

Pero Ottawa no solo apunta a los sabores de vape. Ahora también está aumentando los impuestos. El nuevo impuesto propuesto en el presupuesto de abril agregaría $7 al precio de una botella de líquido de vape de 30 ml, $10 por una botella de 60 ml y $14 por una botella de 100 ml. Para aquellos que vapean con dispositivos de cartucho, un paquete de cuatro cartuchos de un mililitro, que generalmente se vende al por menor entre $24-$26, tendría un $4 adicional.

¿Cuál será el efecto de estas subidas de impuestos?

Es muy probable que los precios de los vapores aumenten. Un 2020 hoja de trabajo publicado por la Oficina Nacional de Investigación Económica que analizó datos de 35,000 minoristas de EE. UU. encontró que por cada dólar de aumento en los impuestos, los precios del vaporizador aumentaron entre $0.91 y $1.16, lo que significa que el impuesto se transfiere casi en su totalidad a los consumidores. Para un paquete de cuatro cartuchos de un mililitro, se puede esperar que los precios aumenten entre $3.64-$4.64.

¿Y cómo responderán los vapeadores a estos aumentos de precios? Muchos volverán a fumar. Ese mismo estudio de NBER mostró que un aumento de $1 en los impuestos al vapeo aumentó las ventas de cigarrillos en un 10 por ciento.

Desde una perspectiva de salud pública, este es exactamente el enfoque equivocado. Sabemos que el vapeo es una herramienta muy útil para la reducción de daños. Apuntar al vapeo con prohibiciones de sabor y altos impuestos sin duda desanimará a las personas a vapear, pero también alentará a algunos ex fumadores a volver a los cigarrillos y evitará que algunos fumadores actuales cambien a vapear. Si Canadá quiere tener alguna oportunidad de lograr su objetivo libre de humo para 2035, debemos seguir el ejemplo del Reino Unido e incorporar el vapeo como un medio para ese fin. Las regulaciones de vapeo de mano dura y los impuestos no hacen más que crear más fumadores, y nadie gana si eso sucede.

Publicado originalmente aquí

Pentingnya Regulasi Berbeda antara Rokok dan Produk Tempakau Alternatif

Konsumsi rokok elektrik saat ini merupakan salah satu fenomena yang sangat umum dan semakin meningkat seiring berjalannya waktu. Bagi kita yang tinggal di wilayah urban, dengan mudah bisa menemukan tidak sedikit orang yang mengkonsumsi rokok elektrik, dan juga berbagai produk vape dan rokok elektrik yang dijual di berbagai toko dan pusat perbelanjaan.

Fenomena semakin meningkatnya konsumsi vape ini juga menarik perhatian banyak pihak. Bagi sebagian pihak, fenomena ini merupakan sesuatu yang negatif, karena vape atau produk tembakau alternatif lainnya dianggap sebagai produk yang sama berbahayanya, atau bahkan lebih berbahaya bila dibandingkan dengan rokok konvensional yang dibakar.

Oleh karena itu, bagi sebagian kalangan, kebijakan pelarangan atau setidaknya pembatasan ketat bagi produk-produk alternatif tembakau seperti rokok elektrik merupakan sesuatu yang tepat untuk dilakukan. Hal en idikarenakan, produk-produk tembakau alternatif seperti rokok elektrik dianggap sebagai salah satu ancaman besar bagi kesehatan publik.

Sementara itu, pihak lainnya memiliki pandangan yang cukup positif, atau setidaknya optimis, melihat fenomena tersebut. Hal ini dikarenakan bahwa, berdasarkan berbagai laporan penelitian, diketahui bahwa rokok elektrik atau vape merupakan produk yang jauh lebih tidak berbahaya bila dibandingkan dengan rokok konvensional yang dibakar.

Dengan semakin meningkatnya pengguna vape atau rokok elektrik, maka diharapkan pengguna rokok konvensional yang dibakar juga akan semakin berkurang. Dengan demikian, berbagai penyakit kronis berbahaya yang disebabkan karena penggunaan rokok konvensional yang dibakar dapat dimitigasi. Dengan demikian, langkah untuk melarang atau membatasi rokok elektrik merupakan kebijakan yang kontraproduktif, karena hal tersebut akan semakin mempersulit para konsumen untuk mendapatkan akses terhadap produk alternatif dari rokok konvensional yang lebih tidak berbahaya.

Informasi mengenai bahwa produk tembakau alternatif jauh lebih tidak berbahaya bila dibandingkan dengan rokok konvensional yang dibakar merupakan hal yang sudah diketahui sejak beberapa tahun lalu. Salah satu lembaga kesehatan yang mengeluarkan laporan mengenai hal tersebut adalah lembaga kesehatan publik Inggris, Public Health England (PHE), pada tahun 2015 lalu (theguardian.com, 28/12/2018).

Laporan tersebut tentu merupakan laporan yang sangat penting untuk diperhatikan, terutama bila kita ingin menyusun regulasi yang tepat terkait dengan produk-produk tembakau alternatif seperti rokok elektrik. Salah satunya adalah, bagaimana kita dapat memanfaatkan produk-produk tembakau alternatif seperti rokok elektrik, untuk membantu para perokok untuk mengurangi hingga berhenti secara total menggunakan rokok konvensional yang dibakar, yang sangat berbahaya bagi kesehatan.

Salah satu langkah awal untuk menyusun regulasi yang tepat tersebut adalah dengan tidak menyetarakan antara produk-produk rokok konvensional yang dibakar dengan produk-produk tembakau alternatif seperti rokok elektrik. Hal ini tentu merupakan sesuatu yang penting mengingat dampak negatif dari produk tembakau alternatif jauh lebih kecil bila dibandingkan dengan rokok konvensional yang dibakar.

Menjadikan vape atau rokok elektrik sebagai alat untuk membantu perokok menghentikan kebiasaan merokoknya merupakan hal yang sudah dilakukan oleh jutaan orang di seluruh dunia, teramsuk juga tentunya di Indonesia. Berdasarkan riset yang dilakukan oleh Universitas Trisakti misalnya, menunjukkan bahwa setidaknya ada 30% responde yang menyatakan bahwa mereka menggunakan produk-produk vape alternatif sebagai sarana untuk berhenti merekok (vapemagz.co.id, 20/05/2022).

Sementara itu, 11% responde lainnya menyatakan bahwa mereka menggunakan vape untuk alasan kesehatan, dan 9% lainnya menggunakan produk-produk tembakau alternatif atas anjuran dari ahli kesehatan. Oleh karena itu, setidaknya 80% dari seluruh responde menyatakan bahwa promosi tembakau alternatif harus lebih dimasifkan sebagai salah satu upaya untuk berhenti merokok (vapemagz.co.id, 20/05/2022).

Dengan adanya regulasi yang berbeda, diharapkan hal tersebut uga akan semakin merangsang para pelaku industri, khususnya industri dengan skala kecil dan menengah, untuk masuk ke dalam sektor produk-produk tembakau alternatif. Hal ini juga berarti tidak hanya semakin membantu konsumen untuk menyediakan sarana untuk mereka agar berhenti merokok, namun juga akan berpotensi membuka dan menyerap semakin banyak tenaga kerja.

Selain itu, tidak hanya regulasi yang berbeda, dibutuhkan juga upaya untuk meningkatkan berbagai riset dan penelitian terkait dengan rokok elektrik dan juga produk-produk tembakau alternatif lainnya. Penelitian dan riset ini merupakan sesuatu yang sangat penting, sebagai landasan untuk menyusun kebijakan dan regulasi yang tepat. Saat ini, berbagai riset dan penelitian terkait dengan produk-produk vape alternatif dilakukan oleh lembaga-lembaga dari luar negeri (financial.detik.com, 22/05/2022).

Sebagai penutup, penyusunan kebijakan vape dan juga produk-produk tembakau alternatif lainnya yang tepat, dan juga peningkatan riset dan penelitian terkait denga produk-produk tersebut, merupakan hal yang sangat penting. Hal ini sangat penting mengingat Indonesia merupakan salah satu negara dengan populasi perokok tertinggi di dunia, dan produk-produk tembakau alternatif dapat digunakan sebagai salah satu alat untuk membantu para perokok menghentikan kebiasaannya yang sangat berbahaya.

Publicado originalmente aquí

Malasia Hacia Una Nación Regulada Vape

Los grandes actores de la industria reconocen que el vapeo no está libre de riesgos, pero existe una creciente evidencia científica de que ciertamente es menos dañino que fumar cigarrillos. Se piden regulaciones e impuestos proporcionales al riesgo para el vapeo para alentar a los fumadores a cambiar a una alternativa de bajo riesgo. Con la introducción de un impuesto sobre los vapores de nicotina por parte del gobierno de Malasia, muchos en la industria del vapeo están exhalando un suspiro de alivio, ya que la línea gris que persiste sobre los impuestos a la nicotina ha aparecido durante mucho tiempo. 

En relación con eso, el público está felicitando al gobierno de Malasia por moverse en la dirección correcta de regularlo en lugar de una prohibición total, ya que los productos de vapeo juegan un papel crucial en la reducción de la enorme carga para la salud causada por fumar cigarrillos.

Malasia hacia la regulación de los productos de vapeo 

Las consecuencias de prohibir el vapeo solo abrirán las puertas a la prevalencia del mercado negro, que plantea el peligro de poseer e inhalar productos de calidad inferior. Dado que los vaporizadores de nicotina son legales para la venta y el consumo, se debe abordar la falta de regulación para evitar que los consumidores caigan presa de los productos del mercado negro, percibiendo a los internautas que están cambiando directamente al vapeo como una opción. 

Es en el mejor interés de la nación implementar rápidamente las regulaciones adecuadas para beneficiar a la economía de Malasia, ya que podría perder un ingreso fiscal estimado de RM1 mil millones solo de los productos de vapeo, siendo demasiado sustancial para permanecer sin regulación. 

Lee el artículo completo aquí

Se enfatiza la estrategia de reducción de daños para lograr una nación libre de tabaco para 2040

Los oradores en una discusión instaron a los legisladores a incorporar la estrategia de reducción de daños del tabaco en sus planes de control del tabaco y establecer alternativas más seguras, como productos de vapeo como medio para dejar de fumar, como las naciones progresistas de todo el mundo.

Voice of Vapers Bangladesh organizó el debate titulado "La necesidad de una estrategia de reducción de daños por tabaco: lograr la agenda de salud y las ambiciones de ingresos del gobierno" en un hotel de Dhaka el sábado para conmemorar el Día Mundial del Vapeo 2022.

El presidente de Health Diplomats, el Dr. Delon Human, dijo que Bangladesh era ampliamente reconocido como una nación resistente, conocida por su destreza para demostrar que sus críticos estaban equivocados.

Lee el artículo completo aquí

Vuelve al comienzo
es_ESES