fbpx

KUALA LUMPUR, 23 de noviembre: un informe de 2020 de un grupo de defensa estadounidense, el Consumer Choice Center, desacredita la creencia común de que "vapear es la puerta de entrada al tabaquismo para adultos y adolescentes".

Titulado “El vapeo y el mito de la puerta de enlace”, el informe destacó los hallazgos de que vapear es un 95 por ciento menos dañino que fumar.

También presenta un punto de vista de que el vapeo en realidad ayuda a los fumadores convencionales a "desviarse del consumo de tabaco tradicional y dañino".

El informe también enfatiza que los productos de vapeo fueron diseñados para ofrecer a los fumadores una forma más segura de consumir nicotina, con el objetivo de ser fumadores adultos.

El Servicio Nacional de Salud Británico ya ha dicho que la nicotina, por sí sola, es relativamente inofensiva y agrega que “casi todo el daño por fumar proviene de los miles de otros químicos en el humo del tabaco, muchos de los cuales son tóxicos”.

El informe del Consumer Choice Center también cita un estudio realizado por el University College London en 2019 que analizó datos de más de 50 000 fumadores entre 2006 y 2017.

Se encontró que los productos de vapeo se asociaron positivamente con la tasa de éxito para dejar de fumar; cada aumento del uno por ciento en el uso de productos de vapeo se asoció con un aumento del 0,06 por ciento en la tasa de éxito para dejar de fumar.

En un discurso en el Parlamento Europeo en febrero de este año, Joachim Schüz, director de Medio Ambiente y Radiación de la agencia de investigación del cáncer de la OMS, dijo que vapear "no es tan dañino" como fumar cigarrillos e incluso podría ayudar a los fumadores empedernidos a dejar de fumar.

Además, la industria tabacalera de Malasia considera que el nuevo "impuesto al vapeo" que se introducirá en 2021 en todos los dispositivos de cigarrillos electrónicos, incluidos el vapeo y los líquidos de vapeo, es positivo, ya que esto significa que los productos de vapeo estarán regulados.

En Malasia, el número de fumadores se ha reducido en 1,5 puntos porcentuales en 2019, según la Encuesta Nacional de Salud y Morbilidad de 2019 del Ministerio de Salud.

Si bien no está claro si esto se puede atribuir a un cambio al vapeo, el mismo informe muestra que el cinco por ciento de los malayos usan productos de vapeo.

La efectividad del vapeo como una herramienta para dejar de fumar parece ser alentadora y los esfuerzos para enmarcar el vapeo como una puerta de entrada al tabaquismo no parecen resistir un escrutinio minucioso.

Publicado originalmente aquí.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Vuelve al comienzo