fbpx

Libere el potencial del vapeo: la falta de conocimiento sobre el vapeo frena el abandono del hábito de fumar

El Consumer Choice Center, junto con World Vapers' Alliance, presentó recientemente un nuevo encuesta realizado con 30 médicos generales y más de 800 fumadores en Alemania y Francia, con una buena noticia inicial: ¡más de la mitad de los encuestados quieren dejar de fumar!

La conciencia sobre los efectos en la salud de fumar tabaco ha crecido exponencialmente en las últimas décadas, lo que ha llevado a los responsables de la formulación de políticas a establecer reglas para frenar el uso. Sin embargo, como todo vicio que conlleva riesgo, las medidas prohibitivas y estrictas no han dado los resultados deseados.

La terapia de reemplazo de nicotina (TRN) estándar es reconocida, observada y cubierta por los sistemas de seguridad social, a pesar de mostrar efectos muy limitados en los esfuerzos por ayudar a quienes eligen dejar de fumar. Vapear ha brindado a los consumidores la oportunidad de satisfacer la necesidad de nicotina, todo mientras representa una fracción del daño. vapear es 95% menos dañino que el uso de cigarrillos convencionales, y es al mismo tiempo la herramienta para dejar de fumar más exitosa.

Sabiendo todo esto, podemos decir que vapear es usar nicotina lo que los cinturones de seguridad son para conducir o lo que los condones son para los encuentros sexuales: si bien puede ser más seguro no usar nicotina en absoluto, no conducir un automóvil o no tener relaciones sexuales, es fundamental para aplicar la reducción de daños. Desde la invención del primer cigarrillo electrónico en 2003, el vapeo ha recorrido un largo camino para ofrecer opciones a los fumadores que desean dejar de fumar, y lo ha hecho con muchos menos riesgos que los cigarrillos.

Desafortunadamente, a veces es difícil encontrar informes precisos sobre el vapeo. Muchos lectores pueden recordar el aumento en los casos de EVALI (cigarrillo electrónico o producto de vapeo, uso de lesión pulmonar asociada) en los Estados Unidos en 2019, que se atribuyó al vapeo. Hasta el día de hoy, estos casos han desincentivado a los fumadores a cambiar, a pesar de que ha sido mostradoque los usuarios afectados habían estado consumiendo líquidos electrónicos que contenían THC del mercado ilícito. Sin el conocimiento de los compradores en ese momento, se había agregado acetato de vitamina E a esos líquidos, con consecuencias fatales para quienes los consumían. Todo lo que realmente hizo la historia fue subrayar la importancia de un mercado regulado y legal para los productos de vapeo, lo que evita dejar el mercado a los contrabandistas.

Cuando abogan por la reducción de daños, las organizaciones como la nuestra no solo se topan con historias de miedo en los medios, sino también con conceptos erróneos generalizados. La encuesta CCC/WVA mostró que el 33% de fumadores en Francia y el 43% en Alemania creen que vapear es tan dañino o más dañino que los cigarrillos. Las creencias erróneas sobre la nicotina se extienden aún más: el 69% de los fumadores en Francia y el 74% de los fumadores en Alemania creen que la nicotina causa cáncer, lo cual está muy alejado de la evidencia científica. Los expertos en nicotina saben esto desde hace mucho tiempo, pero la información no ha llegado al público, a los políticos ni a los médicos generales.

Los médicos son agentes de cambio esenciales cuando se trata de los hábitos poco saludables de sus pacientes. Sin embargo, nuestra encuesta ha demostrado que demasiados médicos comparten puntos de vista mal informados sobre la nicotina, o ni siquiera conocen el concepto de reducción de daños. Como resultado, la mayoría de los médicos no recomiendan el vapeo como una herramienta para dejar de fumar. Sus puntos de vista sobre la nicotina (a menudo creen que causa daño pulmonar) también son fundamentalmente incoherentes: si la nicotina causara daño pulmonar, ¿por qué los médicos recomendarían NRT, que contienen nicotina?

La reducción del daño del tabaco tiene un largo camino por recorrer antes de alcanzar los ambiciosos objetivos de dejar de fumar a gran escala. Por lo tanto, la información es crucial: la satanización de la herramienta de reducción de daños más exitosa debe detenerse, al igual que las reglas y regulaciones punitivas. El vapeo debería estar en el centro de cualquier próximo cambio de política diseñado para frenar el consumo de tabaco, en lugar de ser el objetivo de una sobretasa.

Publicado originalmente aquí

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Vuelve al comienzo