fbpx

La escalada preocupante de Ottawa contra la gran tecnología amenaza la participación ciudadana

Ottawa, ON – Esta semana el Comité del Patrimonio de Canadá se movió adelante una moción liberal que requerirá que las empresas tecnológicas como Alphabet (Google) y Meta (Facebook) entreguen su correspondencia interna y externa con respecto al proyecto de ley C-18 de Ottawa, que exigiría que estas empresas paguen a los editores cuando se publiquen enlaces de noticias en sus plataforma.

En respuesta, el Gerente de Asuntos Norteamericanos del Consumer Choice Center con base en Toronto, David Clement, declaró: “C-18 es un gran error por parte de Ottawa. El proyecto de ley no solo tiene la relación entre las plataformas tecnológicas y los editores al revés, sino que compartir enlaces en las redes sociales genera ingresos publicitarios gratuitos para los editores a través de las visitas a la página, el proyecto de ley ahora amenaza el acceso de Canadá a las noticias. Para empeorar las cosas, las demandas de Ottawa de toda la correspondencia interna y externa sientan un precedente escalofriante para cualquier ONG, sindicato, asociación comercial u organización benéfica que se oponga a una ley.

“Si Ottawa continúa exigiendo correspondencia de correo electrónico interno y externo de estas empresas, sería un paso atrás significativo para la participación ciudadana, que es una parte clave de la democracia canadiense. Si se sienta este precedente, un gobierno futuro podría simplemente considerar cualquier oposición no gubernamental a un proyecto de ley como “subversiva” y requerir la divulgación de correos electrónicos privados. Si un sindicato importante se opusiera a una reforma laboral, un futuro gobierno podría sacudir al sindicato obligándolo a entregar sus correos electrónicos internos con los miembros, sus correos electrónicos externos con los asesores legales, sus correos electrónicos con miembros del público e incluso su correspondencia con los periodistas”, afirma Clement.

“Parecería que el Partido Liberal está fallando en anticipar que los precedentes que están sentando hoy pueden y serán usados por sus oponentes políticos mañana. En teoría, un futuro gobierno conservador podría usar este precedente para aplastar la oposición de grupos de defensa de pacientes, ONG ambientalistas o sindicatos. Un futuro gobierno del NDP podría usar este precedente para sofocar la disidencia de las asociaciones comerciales, los grupos de defensa de los contribuyentes y aquellos que representan las voces de las pequeñas empresas. Este es un caso claro de extralimitación gubernamental increíble, que podría cambiar fundamentalmente la naturaleza del compromiso político en Canadá para peor”, concluyó Clement.

***El Gerente de Asuntos de América del Norte de CCC, David Clement, está disponible para hablar con los medios acreditados sobre regulaciones del consumidor y cuestiones de elección del consumidor. Envíe las consultas de los medios a david@consumerchoicecenter.org.***

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.

Vuelve al comienzo