fbpx

No es algo novedoso encontrarnos con algún deseo político de regularnos nuestra vida personal: como lo es con el alcohol, el azúcar, el tabaco o las demás drogas, también el acto de vapear ha caído dentro de la misma bolsa.

Como sucede con todo, a los políticos y demás legisladores poco les importa la voz del consumidor, mucho menos la defensa de los derechos de los usuarios.

Pero vayamos por partes. Aunque nunca o quizás alguna vez haya oído el término “vapeo”, muy probablemente haya visto a alguien “vapear”. Pues, vapear es, simple y sencillamente, el acto de fumar un cigarrillo electrónico o también llamado “vaporizador”.

Qué nos importan los cigarrillos electrónicos, podrás preguntarte. Pues, quizás a muchos no les importe, pero hay personas a las que sí. Y más importante aún, existen legislaciones, regulaciones y prohibiciones que además de violar las libertades de los consumidores, están perjudicando a los individuos y, como siempre, consecuencias causan opuestas a las que dichas legislaciones buscan conseguir.

Lee el artículo completo aquí

Compartir

Seguir:

Más publicaciones

Suscríbete a nuestro boletín

Vuelve al comienzo
es_ESES