fbpx

Terapeutas dentales: una nueva categoría dental puede no ser la respuesta

Debido a que gran parte del sistema de atención médica de los EE. UU. se centra en los gastos médicos, los beneficios y los programas de seguros, es un hecho desafortunado que la atención dental a menudo se descuide.

Un estimado 35,6 por ciento de los adultos estadounidenses no visitaron a un dentista el año pasado, junto con 55,3 por ciento de niños elegibles para Medicaid.

¿Es principalmente porque la gente no puede encontrar suficientes dentistas o porque los costos son demasiado altos?

Para los consumidores, parece que la principal razón para no visitar a un dentista es el costo. Conociendo estos hechos, ¿qué podemos hacer para ayudar a reducir los costos para los pacientes dentales en todo el país? Es una pregunta seria que invita a una buena cantidad de discusión y recomendaciones.

En Florida, los legisladores y los profesionales de la odontología han pedido al estado para mejorar la fuerza laboral dental mediante el establecimiento de un programa de préstamo especial para dentistas que practican en áreas de alta necesidad.

Eso al menos aumentaría la cantidad de dentistas y aliviaría la carga de los estudiantes de odontología que enfrentan una cantidad promedio de $287,331 endeudarse una vez que dejan la escuela.

En estados como Nuevo México, Arizona y Florida, hay una movimiento en marcha introducir una nueva categoría profesional en el campo de la atención dental, conocida como terapeuta dental.

Los terapeutas dentales, a diferencia de los dentistas, requieren menos capacitación y educación, y presumiblemente podrían ofrecer sus servicios a un costo más bajo, aunque no sean completamente capaces de realizar procedimientos más complejos.

Este tipo de programas ya se han implementado en estados como Maine, Vermont y Minnesota, y en países como Nueva Zelanda y Canadá, pero los resultados no han sido claros.

Nueva Zelanda implementó por primera vez programas de terapia dental a principios del siglo XX, y formalizado su programa de grado en 1999.

En las últimas dos décadas, sin embargo, la tasa de caries dental infantil ha aumentado salvajemente, obligando a miles de niños a enfrentar hospitalizaciones o cirugías de emergencia. El número de niños hospitalizados por problemas dentales se ha disparado de 4500 a 7500 en el pasado 15 años. Así que ese resultado no parece positivo.

Una investigador en la Escuela de Salud Pública de la Universidad de Minnesota que estudia este tema es muy escéptico de que funcione en ese estado.

Sin embargo, la realidad es que esto no ha abordado verdaderamente el problema de la creciente disparidad entre la salud oral rural y urbana. A diciembre de 2016, solo había 63 terapeutas dentales licenciados, la mitad de los cuales practicaban en el área metropolitana de Twin Cities.

Parece que los graduados de la escuela de terapia dental, una vez que pueden practicar, también acuden en masa a las principales ciudades para pagar sus deudas.

Organizaciones como Fideicomiso caritativo de Pew han elaborado campañas en varios estados para abogar por el puesto dental de nivel medio, abogando por una legislación que permitiría a los terapeutas dentales convertirse en profesiones legales y ser elegibles para aceptar fondos de Medicaid.

Y es importante tener en cuenta esa última distinción.

Si nos fijamos en el estado de Arizona, por ejemplo, hay 1.921.145 arizonenses en el programa de Medicaid, según el  Sistema de contención de costos de atención médica de Arizona. Eso es el 27 por ciento de la población elegible para recibir tratamientos dentales cubiertos como parte de sus planes públicos pagados por los contribuyentes.

Si los terapeutas dentales se convierten en una categoría de profesionales dentales y pueden realizar servicios dentales, también serán elegibles para aceptar fondos de Medicaid.

¿Se beneficiarían los consumidores de tal escenario? ¿Podrán los pacientes pagar una mejor atención y tener acceso a servicios dentales de mayor calidad?

Eso no está claro, pero los números de los estados y países que han implementado programas de terapia dental nos dan dudas sobre si han sido efectivos.

Vuelve al comienzo