fbpx

Farmacias

La nueva estrategia farmacéutica de Europa necesita ajustes

El marco de propiedad intelectual existente de la UE nos ha permitido obtener una vacuna antes de Navidad.

El rápido desarrollo de varias vacunas altamente efectivas contra el COVID19 es un gran éxito para la humanidad. El Reino Unido fue el primer país del mundo en aprobar una vacuna COVID y, con suerte, pronto, las agencias de medicamentos europeas y estadounidenses seguirán el ejemplo del Reino Unido.

Gracias al sólido marco de propiedad intelectual (PI) que tiene la UE, pudimos tener la primera vacuna COVID efectiva desarrollada en la UE (Alemania) por una empresa europea respaldada por capitalistas de riesgo europeos. La respuesta de muchas empresas farmacéuticas y biotecnológicas innovadoras ha demostrado lo importantes que son para la humanidad a la hora de responder rápidamente a nuevas amenazas como la COVID. Empresas como BioNTech, Moderna y AstraZeneca respondieron rápidamente al desarrollar vacunas nuevas e innovadoras que probablemente harán que 2021 sea más agradable que este año. La próxima pandemia podría estar a la vuelta de la esquina. Dada la cantidad de seres humanos que han sufrido e incluso perdido la vida a causa de la COVID y el inmenso costo económico para los europeos, debemos hacer todo lo posible para fomentar y no reprimir la innovación en Europa.

Nuestra resiliencia solo puede aumentar si adoptamos la innovación (el permiso para usar la edición de genes para las vacunas covid es un buen ejemplo) y permitimos que los inversores que buscan riesgos, como los capitalistas de riesgo y las empresas, se beneficien de sus inversiones. Los derechos de propiedad intelectual son un factor esencial. Si bien la nueva estrategia farmacéutica de la Comisión reconoce los derechos de PI como una salvaguardia para la innovación, también habla agresivamente sobre la centralización de las decisiones de precios y reembolso fuera de los estados miembros y hacia un enfoque europeo unificado. Esta podría ser una noticia horrible para nuestra resiliencia cuando enfrentemos futuras crisis de salud pública. 

La pandemia de COVID ha empeorado las finanzas públicas y personales y, por lo tanto, reduce la accesibilidad de los pacientes a los medicamentos. Si queremos aumentar el acceso a los medicamentos en todas partes de Europa y, al mismo tiempo, mantener nuestros altos incentivos para la innovación, debemos centrarnos en crear más prosperidad. En última instancia, el crecimiento económico es el motor fundamental para permitir que más pacientes accedan a los medicamentos que necesitan. La retórica ruidosa destinada a erosionar los derechos de patente es un ruido de sables peligroso que podría reducir nuestra capacidad de innovar en el futuro y encontrar curas para ese 95% de enfermedades conocidas que aún no podemos curar.

Necesitamos reconocer que existen disparidades de riqueza entre los estados miembros de la UE, y no podemos tener un enfoque único para todos cuando se trata de acceso a medicamentos. Las decisiones de precios en toda la UE podrían retrasar la introducción de nuevos medicamentos en todo el bloque y, por lo tanto, serían un aumento mínimo en términos de acceso a medicamentos que salvan vidas. Podríamos correr el riesgo de obtener medicamentos innovadores en el momento de su aprobación en otras partes del mundo. En lugar de declaraciones fuertes y audaces para negociar la reducción de los precios de los medicamentos, la Comisión debería adoptar la innovación y también trabajar en la reciprocidad de aprobaciones de medicamentos en toda la OCDE. ¿Por qué los ciudadanos de la UE deberían esperar a que la EMA apruebe las vacunas cuando ya han demostrado ser seguras y están disponibles para los residentes del Reino Unido? 

La Comisión de la UE debería mantener nuestros excelentes estándares de propiedad intelectual y no intervenir en las normas nacionales para las decisiones de fijación de precios y reembolso. Además, es fundamental que los gobiernos se abstengan de elegir ganadores en la carrera por nuevos tratamientos y vacunas y, por lo tanto, mantengan la neutralidad tecnológica. El gobierno alemán, por ejemplo, se apresuró a invertir en un fabricante de vacunas desde el principio. Aún así, a pesar de una inyección masiva de dinero de los contribuyentes, otra empresa alemana ganó la carrera para ser la primera con una vacuna eficaz. Europa alberga la mitad de las 10 principales empresas farmacéuticas del mundo. No debemos poner en peligro esta posición sino aspirar a más y no menos innovación en la Unión Europea.

Publicado originalmente aquí.

La UE 'debería no cobrar IVA a los medicamentos'

En un movimiento reciente, la Comisión Europea ha sugerido a los estados miembros de la UE que eximan los dispositivos médicos de diagnóstico de Covid-19, así como una posible vacuna, del impuesto al valor agregado. El Centro de Elección del Consumidor (CCC, por sus siglas en inglés) ha acogido con satisfacción este movimiento, ya que incentiva un movimiento para aliviar algunas de las cargas de los pacientes y consumidores a medida que lidian con la pandemia. El Director Gerente y Economista de Salud de la CCC, el Sr. Fred Roeder, dijo que la UE debería ser más ambiciosa con respecto a los medicamentos.

“Los estados miembros harían bien en implementar exenciones del IVA en medicamentos, no solo en tiempos de crisis”, comentó.

“Demasiados pacientes en Europa pagan demasiado por los medicamentos que necesitan porque el gobierno está recortando demasiado. Algunos estados miembros cobran hasta un 25 por ciento tanto por medicamentos de venta libre (OTC) como por medicamentos recetados. Esto supone una carga tanto para los proveedores de seguros de salud como para los pacientes”, dijo el Sr. Roeder.

“Deberíamos tomar el ejemplo positivo de Malta, que es el único estado miembro que no cobra IVA por medicamentos de venta libre o recetados, y aún así se las arregla para proporcionar servicios básicos a los ciudadanos. Si queremos financiar los servicios del gobierno, no deberíamos hacerlo a costa de los pacientes que necesitan medicamentos.

“Experimentamos este gran estándar doble en Europa: los políticos de los principales partidos se quejan del precio de las drogas en el continente y, al mismo tiempo, cobran grandes cantidades de impuestos sobre las mismas drogas. Es hora de que acabemos con esta incoherencia”, concluyó.

Publicado originalmente aquí.

Tarifa PPN untuk Obat-Obatan di Eropa Diusulkan Maksimal 5%

Insentif pajak untuk barang-barang farmasi dinilai masih dibutuhkan mengingat kebutuhan masyarakat Eropa untuk produk kesehatan terus meningkat di tengah pandemi virus Corona atau COVID-19.

Analis Kebijakan dari The Consumer Choice Center Bill Wirtz mengatakan pembuat kebijakan di Eropa perlu merumuskan ulang kebijakan fiskal untuk produk farmasi pada masa pandemi Covid-19, terutama mengenai tarif PPN.Baca Jugá: RS Ummi Bersiap Kena Sanksi Satgas Covid-19 Gegara Tak Lapor Hasil Prueba de hisopado Habib Rizieq

“Dalam komponen harga obat pendorong utama yang membuat harga menjadi lebih tinggi karena adanya pajak penjualan obat,” katanya dikutip Rabu (4/11).

Saat ini, lanjut Wirtz, sebagian besar negara Eropa masih memungut PPN untuk resep atau obat yang dijual secara bebas. Pungutan paling tinggi diterapkan Dinamarca dengan tarif PPN 25%. Lalu, Jerman mengenakan PPN 19% untuk resep obat dan produk obat yang dijual secara bebas.

Sementara itu, satu-satunya negara yang tidak memungut PPN atas resep obat atau obat yang dijual bebas adalah Malta. Kemudian negara seperti Luksemburg menerapkan tarif PPN rendah sebesar 3% untuk obat-obatan dan Spanyol dengan tarif PPN 4%.

Swedia dan Inggris menerapkan PPN 0% untuk resep obat yang dikeluarkan dokter. Namun, tetap memungut PPN 25% di Swedia dan PPN 20% di Inggris untuk obat yang dijual secara umum tanpa harus menyertakan resep obat dari dokter.

“Negara anggota Uni Eropa harus mencontoh Malta yang menurunkan tarif PPN sampai 0% untuk semua obat untuk mengurangi aktivitas komersial dan memastikan harga dijual dengan wajar”, ujar Wirtz.Baca Jugá: Jika Vaksinasi Berjalan, Bisa Hentikan Penularan, Pulihkan Kesehatan y Bangkitkan Ekonomi

Wirtz berharap terdapat kesepakatan di antara negara anggota Uni Eropa untuk memastikan obat-obatan yang saat ini sangat vital dapat diakses oleh seluruh masyarakat dengan harga terjangkau. Misal, dengan mematok tarif PPN untuk obat-obatan maksimal 5%.

“Perlu adanya perjanjian mengikat untuk kebijakan tarif PPN dengan batas maksimal tarif 5% untuk menurunkan harga obat, meningkatkan aksesibilitas dan menciptakan Eropa yang lebih adil,” tutur Wirtz seperti dilansir eureporter.co

Publicado originalmente aquí.

Salvaguardar los derechos de PI es clave para derrotar al COVID-19

COVID-19 ha expuesto nuestra falta de preparación para una crisis de alcance global. Si bien la globalización es en parte culpable de la rápida expansión del virus, también es gracias a la interconexión de nuestro mundo que hemos podido preservar el comercio internacional, a pesar de un montón de restricciones y gritos de proteccionismo, durante estos tiempos difíciles. En particular, eso tiene que ver con las exportaciones de dispositivos médicos esenciales como máscaras, ventiladores, equipos de protección personal. La escasez experimentada por muchos países ha desencadenado un debate intergubernamental sobre el alcance de las licencias obligatorias y la protección de la propiedad intelectual cubiertas por el Acuerdo sobre los Aspectos de los Derechos de Propiedad Intelectual relacionados con el Comercio (EXCURSIONES). 

Como grupo mundial de defensa del consumidor, en el Centro de Elección del Consumidor compartimos nuestra perspectiva sobre el asunto con la esperanza de contribuir a este debate oportuno. 

El acuerdo TRIPS es una parte integral de la base legal de propiedad intelectual de la Organización Mundial del Comercio. Entre otras cosas, el acuerdo cuyo objetivo principal es salvaguardar los derechos de propiedad intelectual, también incluye disposiciones sobre la concesión de licencias obligatorias, o el uso de la materia de una patente sin la autorización del titular del derecho (artículo 31). Esencialmente, esto significa que “en el caso de una emergencia nacional u otras circunstancias de extrema urgencia o en casos de uso público no comercial”, un gobierno miembro puede permitir que otra persona produzca un producto o proceso patentado sin el consentimiento de la patente. dueño. 

Considerando que, en circunstancias normales, la persona o empresa que solicita una licencia primero debe haber intentado, sin éxito, obtener una licencia voluntaria del titular del derecho en condiciones comerciales razonables (artículo 31b). Sin embargo, no hay necesidad de intentar obtener primero una licencia voluntaria bajo las flexibilidades de TRIPS.

Las flexibilidades de los ADPIC, por lo tanto, permiten a los países anular las reglas globales de PI para mitigar el daño causado por una emergencia y se han aplicado principalmente en lo que respecta a los productos farmacéuticos. 

En julio, Sudáfrica emitió un comunicación titulado “Más allá del acceso a medicamentos y tecnologías médicas, hacia un enfoque más holístico de las flexibilidades de los ADPIC”. Se señaló que la respuesta a la COVID-19 requería mirar más allá de las patentes hacia un “enfoque más integrado de las flexibilidades de los ADPIC que incluyen otros tipos de derechos de propiedad intelectual (PI), incluidos los derechos de autor, los diseños industriales y los secretos comerciales” (IP/C/W /666). Como tal, las recomendaciones presentadas por Sudáfrica son transversales, ya que también se refieren a la producción y distribución de dispositivos médicos esenciales, como máscaras, ventiladores y equipos de protección personal.

Aunque propuesto por motivos nobles, la comunicación sudafricana ignora la necesidad de proteger los derechos de PI en lugar de erosionarlos. Quienes se oponen a los derechos de propiedad intelectual a menudo cometen el error de dar por sentada la innovación, haciendo así la vista gorda ante la fuerza impulsora de todo tipo de iniciativa empresarial: los incentivos económicos. Las patentes y varias otras formas de propiedad intelectual no están sesgadas hacia el inventor. Por el contrario, aseguran que las empresas puedan continuar innovando y entregando sus productos a los consumidores. 

El resultado a corto plazo de la erosión de los derechos de propiedad intelectual sería un mayor acceso a las innovaciones, pero a largo plazo no habría innovación. Con la segunda ola de coronavirus en camino frenando la recuperación económica, no es algo que podamos permitirnos.

De hecho, debemos mantenernos tan firmes como siempre en nuestra defensa de los derechos de propiedad intelectual si queremos vencer al coronavirus y muchas enfermedades más. Los pacientes que algún día puedan ser diagnosticados con enfermedades incurables como el Alzheimer, la fibrosis quística, la diabetes o el VIH/SIDA deberían beneficiarse de la posibilidad de que haya una cura disponible, y la protección de la propiedad intelectual es la única forma de darles esa oportunidad. Si actuamos con audacia ahora y debilitamos aún más los derechos de propiedad intelectual, y ampliamos el alcance de las flexibilidades de los ADPIC, causaremos un daño que difícilmente será reversible, y el mundo posterior a la pandemia tendrá que pagar la factura.

Como dijo el ex primer ministro checo, Jan Fischer señaló, “Las patentes y otras protecciones de propiedad intelectual consagran los incentivos que obligan a las compañías farmacéuticas a asumir riesgos tan extraordinarios. Al prohibir temporalmente los productos de imitación, las reglas brindan a los innovadores la oportunidad de intentar recuperar sus enormes costos de desarrollo. Una parte sustancial de los ingresos obtenidos de la venta de esos medicamentos innovadores se dedican a financiar nuevos proyectos y, en primer lugar, permiten la búsqueda de I+D pionera”.

Si queremos más prosperidad para todos, debemos proteger los derechos de propiedad intelectual. Las flexibilidades de los ADPIC y el llamado a ampliar su alcance más allá de las patentes, en particular, son un intento de erosionar la propiedad intelectual y deben verse como lo que realmente son: una amenaza para nuestra recuperación económica de COVID-19 y la innovación futura.

Por Maria Chaplia, Asociada de Asuntos Europeos en el Centro de Elección del Consumidor

Apakah Perlindungan Hak Kekayaan Intelektual di Bidang Medis Menguntungkan Konsumen?

penulis Haikal Kurniawan – Usia harapan hidup dunia kian naik dari tahun ke tahun. Pada tahun 2020, diprediksi ada lebih banyak penduduk dunia yang berusia di atas 64 tahun daripada anak-anak di bawah usia 5 tahun (Roeder, 2019). Hal ini tentu merupakan suatu capaian yang mengagumkan, dan sangat perlu untuk diapresiasi.

Salah satu hal yang memainkan peran besar atas hal tersebut adalah inovasi dan perkembangan sains dan teknologi di bidang medis. Berbagai kemajuan di bidang tersebut telah membantu umat manusia untuk memiliki usia jauh lebih panjang daripada leluhur mereka yang hidup di masa lalu.

Konsumen tentu merupakan pihak yang paling diuntungkan dari perkembangan tersebut. Melalui berbagai inovasi, konsumen diberikan berbagai macam pilihan untuk memilih obat-obatan medis yang lebih beragam dan ampuh untuk mengatasi berbagai penyakit.

Lantas, apakah perlindungan Hak Kekayaan Intelektual memiliki kaitan erat perkembangan sains dan teknologi tersebut?

*****

Hak Kekayaan Intelektual, atau HAKI, merupakan salah satu hak yang diakui secara global oleh dunia internacional. Deklarasi Universal Hak Asasi Manusia (DUHAM), Pasal 27 UDHR, menyatakan dengan eksplisit bahwa “Setiap manusia memiliki hak untuk mendapatkan perlindungan, baik secara moral, maupun kepentingan material, yang dihasilkan dari hasil karya saintifik, literatur, maupun seni yang dibuatnya.”

Perlindungan HAKI merupakan salah satu instrumen yang dibuat untuk melindungi para inovator dan seniman atas hasil jerih payah mereka. Tanpa adanya perlindungan terhadap HAKI, tentu mustahil para inovator dan seniman yang sudah bekerja keras membuat karya tertentu untuk menikmati hasil kreatifitas yang mereka buat. Orang-orang lain, yang tidak melakukan apa-apa, akan dengan mudah mengkopi dan membajak hasil karya tersebut untuk keuntungan mereka sendiri.

Hal yang sama juga berlaku untuk inovasi di bidang teknologi kedokteran, pangan, dan kesehatan. Satu hal yang memiliki peran sangat besar untuk mendorong perkembangan tersebut adalah para inversionista yang menginvestasikan dana mereka untuk riset dan penelitian.

Jumlah dana yang diinvestasikan tersebut tidaklah kecil. Profesor dari Fakultas Kesehatan Universitas Tufts, Joseph Dimasi, dalam jurnalnya yang berjudul “Innovación en la industria farmacéutica: Nuevas estimaciones de costos de I+D” memberi estimasi, agar sebuah obat bisa dipakai oleh pasien dari nol, dibutuhkan waktu riset selama 12,5 tahun dan dana sebesar 2,8 milyar Dollar Amerika, atau lebih dari 35 triliun rupiah (DiMasi, 2016).

Dana tersebut tentu bukan jumlah yang sedikit. Tanpa adanya perlindungan terhadap HAKI, tentu insentif para inversionista untuk menginvestasikan uang yang mereka miliki menjadi berkurang, dan bahkan hilang. Hal tersebut tentu akan sangat merugikan banyak pihak, terutama konsumen yang membutuhkan obat-obatan medis terbaru, karena riset dan penelitian menjadi terhambat.

Akan tetapi, bukankah HAKI di bidang medis akan mendorong perilaku rakus yang dilakukan oleh berbagai perusahaan farmasi demi keuntungan sebesar-besarnya?

Memang, kerakusan perusahaan farmasi demi meraih keuntungan sebesar-besarnya merupakan karikatur yang kerap digambarkan oleh para aktivis dan para politisi yang memiliki haluan kiri.

Namun, keniataannya tidaklah demikian. Perusahaan farmasi asal Britania Raya GlaxoSmithKline (GSK) misalnya, memberlakukan kebijakan pemotongan harga obat yang mereka jual di negara-negara berkembang sebesar 25% dari dengan harga di negara-negara maju. Selain itu, perusahaan farmasi asal Swiss, Novartis, sejak tahun 2011, telah mendistribusikan lebih dari 850 juta obat anti malaria ke lebih dari 60 negara dengan jumlah penderita malaria tertinggi, tanpa mengambil profit sama sekali (Empresa de medicamentos para la malaria, 2019).

Lantas, bila demikian, bagaimana kita dapat mengatasi biaya obat-obatan medis yang tinggi?

Cara untuk mengatasi hal tersebut bukanlah dengan menghapus HAKI, karena hal tersebut akan menghilangkan insentif yang sangat dibutuhkan untuk mendorong kemajuan di bidang medis. Solusi yang paling efisien untuk menurunkan harga obat-obatan agar terjangkau adalah menghapuskan berbagai kebijakan pemerintah yang mendorong kenaikan harga tersebut, diantaranya adalah tarif impor dan izin birokrasi yang rumit.

Tarif impor untuk produk obat-obatan medis tentu akan mendorong kenaikan harga barang tersebut di pasar, dimana yang paling dirugikan adalah masyarakat kelas menengah ke bawah. Nepal misalnya, memberlakukan kebijakan tarif impor untuk produk medis sebesar 14,7%. Tarifa importada untuk obat-obatan medis di Indonesia sendiri adalah 4,3% (IDN Times, 2019).

Izin yang rumit dan berbelit juga merupakan hal yang tentu sangat menghambat perkembangan dan membuat biaya obat menjadi meningkat. Laporan de Berdasarkan Tempo misalnya, Menteri Kesehatan, Terawan Agus Purwanto, menyatakan bahwa izin peredaran obat baru di Indonesia bisa memakan waktu hingga berbulan-bulan, ia berjanji akan mengatasi persoalan tersebut (Tempo, 2020).

HAKI di bidang medis merupakan hal yang patut untuk dijaga demi mendorong perkembangan sains dan teknologi di bidang medis, yang tentunya akan membawa manfaat besar bagi umat manusia. Pemerintah dalam hal ini seharusnya menjadi pihak yang menjaga hak tersebut, bukan menjadi aktor yang mempersulit inovasi melalui berbagai regulasi ketat yang nantinya akan merugikan masyarakat.

Publicado originalmente aquí.


El Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a los consumidores en más de 100 países de todo el mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos críticos de regulación e informamos y activamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en ConsumerChoicecenter.org

Entrevista con Fred Roeder, una visión general del mercado europeo de medicamentos

Elecciones europeas 2019: ciencia en las urnas

En el contexto de las elecciones europeas, European Scientist les trae una visión general de expertos de diferentes países en varios temas relacionados con la ciencia y la política científica en Europa, con el fin de brindar un panorama y análisis, que será útil para la próxima comisión.

El científico europeo: ¿Cómo se ve el mercado europeo de medicamentos en este momento? ¿Qué tal el reglamento?

Después de Estados Unidos, Europa es la región más importante e innovadora para los avances farmacéuticos. Cinco de cada diez de las compañías farmacéuticas más grandes del mundo tienen su sede en Europa (aunque solo dos de ellas en la UE después del Brexit). La regulación y el acceso a los medicamentos en Europa está parcialmente regulado por la UE y parcialmente por los Estados miembros. Para entender esto mejor, es importante distinguir entre la mera autorización de mercado, que permite que un fabricante de medicamentos venda su producto en un país, y las decisiones de precio y reembolso que determinan el precio del medicamento y si el seguro médico público lo cubre.

Las decisiones de acceso al mercado las toma la UE o al menos se regulan de manera uniforme. Si bien la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) actualmente está ocupada con el traslado de Londres a Ámsterdam, también tiene un papel central en el sistema de aprobación de medicamentos dentro de la UE, Islandia, Liechtenstein y Noruega. Si una empresa farmacéutica solicita la autorización de comercialización de un fármaco innovador incluso en un solo Estado miembro de la UE, tiene (en la mayoría de los casos) que solicitar una autorización de comercialización de forma centralizada en la EMA. Los genéricos y otros medicamentos pueden ser aprobados por las agencias nacionales de medicamentos a través de un método descentralizado o mediante el reconocimiento mutuo de las aprobaciones de comercialización existentes en otros Estados miembros.

La decisión sobre cuánto pueden cobrar realmente por los medicamentos una empresa farmacéutica, un mayorista y las farmacias se toma a nivel de los estados miembros o incluso a niveles regionales más bajos. Los países tradicionalmente más ricos pagan precios más altos por los medicamentos y cubren una medicina más innovadora que los estados miembros menos ricos. Recientemente, Italia y también la Organización Mundial de la Salud han presionado para llevar los controles de precios a un nivel supranacional. Varios países de la UE ya colaboran con la esperanza de tener un mayor poder de negociación frente a las empresas farmacéuticas en las negociaciones de precios.

ES: ¿Hay un modelo a seguir? ¿Recomienda más regulación y armonización o cree que cada estado debería mantener su diferencia?

Diferentes números muestran que las compañías farmacéuticas innovadoras obtienen más del 50% de sus ganancias globales en los Estados Unidos. Históricamente, esto ha permitido que Europa tenga precios de medicamentos más bajos que los EE. UU. Los movimientos agresivos actuales para reducir aún más los precios de los medicamentos en varios países de la UE podrían dañar gravemente la futura vía de innovación en Europa. Como paciente, por supuesto, estoy interesado en el control de costos, pero estoy aún más interesado en nuevos medicamentos que puedan curar enfermedades que actualmente no podemos tratar. Muchos políticos manejan un tren populista de recorte de ganancias para las compañías farmacéuticas. Esto suena sexy al principio, pero podría poner en peligro futuros avances científicos.

ES: ¿Cuáles son sus recomendaciones para la próxima Comisión?

Durante el estancamiento de las conversaciones sobre el TTIP hubo una buena idea sobre una mayor armonización regulatoria entre la FDA de EE. UU. y la EMA de Europa. Sería bueno que la próxima Comisión retome estas conversaciones e impulse el reconocimiento mutuo de las aprobaciones de mercado de la FDA y la EMA. Esto pondría a ambos reguladores bajo presión competitiva: las compañías farmacéuticas buscarían primero la aprobación del regulador que promete un mejor proceso de aprobación del mercado. Los pacientes en esta jurisdicción se beneficiarían de la disponibilidad más temprana de medicamentos innovadores que salvan vidas. Otra área importante en la que todavía necesitamos mejoras es permitir que más pacientes tengan acceso a medicamentos que pueden salvar vidas y que aún no han sido aprobados por los reguladores. Esto se llama uso compasivo: uno de estos programas se aprobó recientemente en los Estados Unidos y se llama Right to Try. Un paciente con una enfermedad terminal debe tener derecho a probar un medicamento experimental (y potencialmente inseguro) si existe la posibilidad de que este medicamento le salve la vida. Al mismo tiempo, la Comisión debería abstenerse de impulsar precios de medicamentos unificados en la UE.

En este momento, los Estados miembros menos prósperos se benefician de los altos precios de los medicamentos en el 'Norte'. Si hay un impulso regulatorio para reducir los precios de los medicamentos al mínimo común denominador, corremos el riesgo de que algunas compañías de medicamentos innovadores simplemente se retiren por completo de Europa o retrasen masivamente el lanzamiento de sus medicamentos en Europa.

Fred Roeder es economista de salud y director administrativo del Consumer Choice Center

Leer más aquí

Los liberales quieren construir su campaña en torno a pharmacare, pero ignoran dónde terminarían los medicamentos

Fred Roeder es economista de la salud y director gerente del Consumer Choice Center. David Clement es el gerente de asuntos norteamericanos del Consumer Choice Center.

Interno Documentos del Partido Liberal mostraron recientemente que los parlamentarios liberales de Ontario quieren que la campaña electoral de 2019 se base en un plan nacional de atención farmacéutica.

En concreto, la propuesta plan buscaría centralizar y consolidar los 46 programas de adquisición de medicamentos que existen en Canadá. El objetivo sería dar a Canadá en su conjunto más poder de negociación en el proceso de adquisición de medicamentos, lo que potencialmente reduciría los precios que pagan los canadienses por sus medicamentos. Aunque pharmacare podría reducir los precios de los medicamentos a corto plazo, también podría correr el riesgo de exacerbar la escasez de medicamentos existente en Canadá y limitar significativamente el acceso de los pacientes a largo plazo.

Si un plan nacional de atención farmacéutica funcionara, como se anuncia, ayudaría a los pacientes canadienses al reducir el precio que pagan por los medicamentos. Desafortunadamente, los liberales están ignorando en gran medida el tema de dónde terminaría gran parte de estos medicamentos de bajo precio, que es Estados Unidos. Una cosa es bajar los precios de los medicamentos para los canadienses, pero ese beneficio no se materializa si los pacientes canadienses nunca tienen acceso a esos medicamentos más baratos.

Pharmacare sería un intento de controlar aún más el precio de los medicamentos. El problema es que Canadá ya cuenta con mecanismos de control de precios de medicamentos recetados a nivel federal y provincial. Esos controles de precios conducen a precios de medicamentos mucho más bajos en comparación con los precios que se pagan al sur de la frontera. Dicho esto, debido a que los medicamentos canadienses son más baratos que en los Estados Unidos, varios estados de EE. UU. han comenzado a considerar la importación de productos farmacéuticos de Canadá en un intento de rebajar los precios estadounidenses. Por ejemplo, el gobernador republicano de Florida impulsó recientemente la aprobación federal para la importación de medicamentos de Canadá, y el presidente de los Estados Unidos, Donald Trump, ya señalado su apoyo a esta medida.

Y aunque la importación de Canadá a los Estados Unidos podría significar precios de medicamentos más bajos para los pacientes en Florida, los pacientes canadienses podrían sufrir como resultado del empeoramiento del acceso. El secretario de Salud de EE. UU., Alex Azar, ha declaró públicamente que Canadá no tiene la oferta adecuada para satisfacer la demanda de los pacientes, y que es poco probable que las grandes empresas farmacéuticas aumenten su oferta para el mercado canadiense. El empeoramiento de la escasez de medicamentos es el resultado más probable para los canadienses si el gobierno federal agrega más controles de precios mientras exporta medicamentos a gran escala a los Estados Unidos. Sabemos que este es el resultado probable porque Canadá ya sufre de una falta de suministro, y otra medida para intervenir en los precios simplemente aumentará el incentivo para que los estados estadounidenses importen de Canadá.

El suministro es un problema para los pacientes canadienses, pero no es el único problema que enfrentan, y no es el único problema que podría empeorar como resultado de pharmacare. Además del suministro deficiente, Canadá es significativamente rezagado en términos de acceso a medicamentos innovadores y que pueden salvar vidas. Países como Alemania, Japón y los Estados Unidos introducen y reembolsan medicamentos innovadores más rápido que en Canadá. Aquí, se necesita más de 450 días para que un medicamento nuevo sea reembolsable, mientras que ese número es de solo 180 días en los Estados Unidos. Se puede esperar que un plan pharmacare empeore este problema de innovación. Es poco probable que los fabricantes de estos medicamentos quieran lanzar medicamentos innovadores en Canadá, bajo diversas formas de control de precios, si esos medicamentos pueden luego revenderse en otros mercados, rebajando los precios en el extranjero.

En cuanto al costo, es importante recordar que los canadienses tienen precios de medicamentos más bajos que los estadounidenses. Al mismo tiempo, es importante tener en cuenta que, debido a los controles de precios, Canadá no es un mercado importante para los fabricantes de medicamentos, especialmente si se compara con Estados Unidos, que representa más de 50 por ciento de las ganancias globales de la industria. Si Canadá se vuelve demasiado optimista contra los precios de los medicamentos, y al mismo tiempo permite que los estados estadounidenses importen medicamentos recetados de Canadá, podríamos correr el riesgo de que las compañías farmacéuticas se vayan por completo, o retrasando masivamente la introducción de nuevos medicamentos en Canadá.

Las empresas que abandonan el mercado nacional por completo pueden sonar como un concepto descabellado, pero es algo que el mercado canadiense ha visto en otras industrias. Tomemos como ejemplo a Google y el tema reciente de la publicidad política en Canadá. Ottawa cambió significativamente sus regulaciones de publicidad electoral y, en lugar de cumplir, Google decidió que abandonaría el mercado de la publicidad política por completo. Por lo tanto, tenemos una gran entidad multinacional que se excluye del mercado de la publicidad política porque las condiciones no son ideales y porque el mercado de Canadá es minúsculo en comparación con otros.

Todos quieren precios más competitivos y mejores para los pacientes. Desafortunadamente, el elefante en la habitación es dónde terminan estos medicamentos de precio controlado y cómo responderá la industria. Nuestra preocupación, como grupo de consumidores, es que el plan pharmacare, sin abordar la exportación, podría exacerbar el ya grave problema de la disponibilidad de medicamentos en Canadá.

Si un proveedor de productos farmacéuticos vitales se retirara del mercado canadiense como resultado de la fijación de precios y la subcotización, serían los pacientes canadienses los que pagarían el precio final. El acceso a los medicamentos, especialmente a los nuevos tratamientos innovadores, está rezagado en Canadá, y sin la previsión de corregir algunos de estos puntos ciegos, el acceso podría empeorar significativamente o eliminarse por completo bajo un plan nacional de atención farmacéutica. Ese escenario debería preocupar a todos los canadienses.

Leer más aquí

Lower Drug Prices Without Harming Innovation

The urgent need to lower drug prices s has become a rare consensus issue in Washington. But how to achieve this goal is another story. Now, Congress has an opportunity to make a smart fix to something it inadvertently broke.  Like medications themselves, policy initiatives can remedy real problems. But they always come with the […]

Prescription drug situation less than ideal for consumers

Jeff Stier of the Consumer Choice Center has mixed opinions. “Senator Braun’s is an attempt to solve or address the problem of PBMs, pharmacy benefit managers who are not passing along price reductions instituted by the pharmaceuticals along to the consumers, so there is a real problem there,” Stier begins. “I as a freemarketer am never pleased […]

A Patently Reasonable Approach to Addressing Pharmaceutical Prices

We seem to be at an impasse when it comes to getting the prices of prescription drugs under control for patients while at the same time fostering innovation. This need not be the case. The left and the right have their own ideological approaches, none of which will advance given current political reality. Progress will […]

Vuelve al comienzo