fbpx

Mes: amñ2020 f31482020-04-22T08:31:48+00:00ammiércoles

Los defensores de la salud están utilizando esta crisis para restringir aún más el alcohol

Los defensores de la salud mundial no tienen claras sus prioridades, argumenta Bill Wirtz

Con las noticias recientes que han revelado las deficiencias estructurales de la Organización Mundial de la Salud (OMS), uno podría creer que el organismo de salud global de la ONU estaría interesado en pasar desapercibido en otros temas que lo harían impopular. Sin embargo, en un extraño deseo de muerte, la OMS no puede evitar volver a lo que más quiere hacer: regular su comportamiento como consumidor.

En una recomendación reciente, la OMS exhortó a gobiernos de todo el mundo para restringir el consumo de alcohol, ya que puede conducir a un mayor riesgo de contraer COVID-19. Europa marca el foco particular de la organización, que considera que las nuevas restricciones durante el confinamiento son un requisito previo para la salud pública. Pero la evidencia en la que los expertos podrían basarse es, en el mejor de los casos, endeble, ya que nuestro conocimiento del coronavirus es complicado en general, es poco probable que los grupos de control sean grandes y ninguno de los estudios está revisado por pares.

Aparte de eso, la OMS combina inmediatamente el consumo de alcohol con el abuso de alcohol. Sí, en países como los Estados Unidos, las ventas de alcohol aumentaron en 55% en un lapso de una semana el mes pasado, según la firma de investigación de mercado Nielsen. Sin embargo, es igualmente probable que este número esté relacionado con la ola de consumidores que compran por pánico y con el hecho de que los consumidores responsables se están abasteciendo de vino o cerveza para sus almuerzos y cenas. La abrumadora mayoría de los consumidores tiene un sentido adulto de cómo manejar el alcohol, y la sugerencia de que están en extrema necesidad de regulación es puramente paternalista.

En “The Case for Defunding the WHO” en julio de 2018, argumenté en esta misma plataforma que el gasto de este organismo es un desperdicio y sus prioridades están fuera de lugar. La OMS tiene un historial de mimos a dictadores: el director general Tedros Adhanom se apresuró a nombre El antiguo dictador de Zimbabue, Robert Mugabe, un “Embajador de Buena Voluntad” de la OMS. Ya sea Turquía, que ha restringido fuertemente la venta y la publicidad de alcohol, o Irán, donde la venta de alcohol es completamente ilegal, el organismo de salud de la ONU parece tomar sus pistas políticas de los prohibicionistas más religiosos del planeta.

En un documento de 2017, la OMS elogia una miríada de ejemplos adicionales de etiquetado de alcohol.

Mientras el mundo lucha contra la crisis del coronavirus, la Alianza Europea de Políticas sobre el Alcohol (EUROCARE) persigue el patrocinio del alcohol deportivo en Escocia. En el comunicado de prensa de EUROCARE, el grupo dice:

“Millones de personas, incluidos niños y jóvenes, están expuestos al patrocinio del alcohol. La evidencia es clara de que la exposición a la comercialización del alcohol es una causa del consumo excesivo de alcohol y del inicio del consumo de alcohol entre los jóvenes. También influye en sus actitudes y aumenta su probabilidad de desarrollar problemas con el alcohol más adelante en la vida”.

Naturalmente, estos activistas no se refieren a evidencias específicas que apunten a este fenómeno. El hecho de que los niños comiencen a fumar a una edad temprana, incluido el cannabis, ambos sin publicidad de ninguna manera, apunta a la conclusión de que el patrocinio no es el origen del abuso de sustancias.

De hecho, cuando observamos este problema, rápidamente nos damos cuenta de que el problema de estos grupos no es el patrocinio en los deportes, o el patrocinio en general, sino el alcohol en sí mismo. Los niños siempre se han sentido atraídos por los productos riesgosos. Pero estos grupos son los nuevos prohibicionistas, incapaces de contenerse hasta haber prohibido hasta la última gota de diversión.

En definitiva, ¿qué patrocinio no pueden ver los niños? Ya sea publicidad en el transporte público o paradas de autobús, o cualquier canal de televisión o programa de radio: los niños técnicamente pueden escuchar y ver toda la publicidad a la que tienen acceso los adultos. Los canales que son solo para niños ya no presentan estos anuncios y los portales en línea como YouTube permiten el control parental que bloquea todas las ventanas emergentes inapropiadas para la edad.

También debemos enfatizar que ante todo debe ser la obligación de los padres proteger a sus hijos de daños, educándolos sobre el uso apropiado y seguro del alcohol. Delegar esta responsabilidad a las agencias gubernamentales culminará en una avalancha de burocracia que no está en el interés de la elección del consumidor.

Prohibir los anuncios en nombre de la protección de los niños es una puerta trasera a las prohibiciones flagrantes de la publicidad de productos en general. Otros vicios también están en riesgo, como también revela la nota de prensa:

“Esta investigación llega en un momento en que se ha cuestionado el lugar de las apuestas en el deporte y debemos considerar la conveniencia de vincular cualquier producto adictivo y dañino para la salud con el deporte”.

La realidad es esta: los consumidores quieren productos y quieren disfrutar con seguridad de vicios como el alcohol. Deberíamos apuntar a consumidores responsables y educados, en lugar de prohibiciones flagrantes y condescendientes. El abuso de sustancias es un problema real, pero debemos reconocer que hay problemas subyacentes que lo explican, más allá del mero patrocinio.

Ya sea que se anuncie o no el alcohol, no tiene impacto en el desempleo o cualquier otra dificultad personal que conduzca a excesos en el consumo de alcohol. Estos problemas deben resolverse a través de diferentes instituciones educativas y sociales y, lo que es más importante, a través de mejores relaciones personales. Nosotros, como sociedad, tenemos una responsabilidad con nuestros amigos y familiares, más de lo que cualquier institución gubernamental puede proclamar poseer.

La publicidad juega un papel importante para los consumidores: les informa sobre nuevos y mejores productos y permite la competencia. La publicidad es el brazo extendido de la elección del consumidor y debe protegerse.

Publicado originalmente aquí.


El Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a los consumidores en más de 100 países de todo el mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos críticos de regulación e informamos y activamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en ConsumerChoicecenter.org

La eurodiputada Gianna Gancia sobre los riesgos de los medicamentos falsos

Los medicamentos falsificados suponen un riesgo real para la salud del consumidor. Dada la actual pandemia de coronavirus y los numerosos problemas que plantean las restricciones a la libertad individual decididas por la mayoría de los países, me preocupa que cada vez más europeos recurran a proveedores en línea cuestionables: esto se debe a que los políticos y los medios de comunicación no son responsables de informar adecuadamente. ciudadanos, causando pánico.

La OCDE y la EUIPO han publicado un informe que destaca los problemas de los medicamentos falsificados para los consumidores en Europa y en todo el mundo. Un marco regulatorio de comercio electrónico farmacéutico transparente y sólido puede ayudar a combatir a los malos y proteger la salud de los europeos, compensando la aparente confusión causada por información engañosa.

Como eurodiputado, estoy profundamente convencido de que la UE debería actuar con rapidez en este sentido, animando a algunos Estados miembros a levantar algunas restricciones a las farmacias online certificadas y dando la posibilidad de obtener una receta que aproveche la innovación tecnológica del sector. público: el microchip incorporado en nuestro DNI electrónico es un certificado de autenticidad que podría permitir una amplia gama de servicios en línea para los ciudadanos europeos. Un acceso más reducido a los profesionales legales disminuye el riesgo de que los consumidores compren accidentalmente con un proveedor de productos farmacéuticos ilícitos.

Este es un problema de salud pública y puede ofrecer a la UE una herramienta adicional para implementar una acción fuerte y decisiva contra COVID-19.


Las opiniones expresadas aquí pertenecen a los autores y no reflejan necesariamente la política oficial o la posición del Consumer Choice Center. Cualquier contenido proporcionado por nuestros bloggers o autores es de su opinión.


Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a consumidores en más de 100 países alrededor del mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos regulatorios críticos, e informamos y empoderamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en consumerchoicecenter.org

Lo que nos dicen los superhéroes y villanos de los cómics sobre la edición de genes humanos y de plantas, y el coronavirus

fd eba dd d

La humanidad se enfrenta actualmente a un enorme desafío impuesto por el coronavirus. Se están cerrando fronteras, aterrizando aviones y cerrando fábricas. Al mismo tiempo, científicos y profesionales de la salud pública están trabajando en pruebas, tratamientos y vacunas para dar pronto una respuesta médica. Hacer frente a la corona podría ser una de las pruebas más grandes a las que se han enfrentado los humanos en las últimas décadas, pero no será el último virus que necesitemos vencer. Es hora de abrazar la biociencia y permitir más investigación y aplicaciones de métodos de alteración genética.

Para el profano, toda esta jerga tecnológica sobre la mutagénesis y la ingeniería genética es difícil de comprender y personalmente me tomó una buena cantidad de lectura comenzar a comprender qué diferentes métodos existen y cómo estos pueden mejorar enormemente nuestra calidad de vida.

Primero veamos las cuatro formas más comunes de alterar los genes de una planta o animal:

  • Dr. Javier – Las mutaciones en sí ocurren regularmente en la naturaleza – Así es como algunos aminoácidos terminaron siendo humanos mil millones de años después. La evolución biológica solo puede ocurrir gracias a las mutaciones. Mutaciones en la naturaleza Suceden al azar o son causados por factores exógenos como la radiación (por ejemplo, el sol). Para los lectores de cómics entre nosotros, los X-men tienen mutaciones que (en la mayoría de los casos) ocurrieron al azar.
profesor de la legión xavier x
  • Hulk - Mutación a través de la exposición (mutágenos): una de las formas más comunes de manipular las semillas es exponerlas a la radiación y esperar mutaciones positivas (p. ej., mayor resistencia a las plagas). Este método es muy común desde la década de 1950 y es un enfoque de escopeta muy impreciso que tiene como objetivo hacer que los cultivos sean más resistentes o apetecibles. Requiere miles de intentos para obtener un resultado positivo. Este método es ampliamente utilizado y legal en casi todos los países. En nuestro universo de cómics, Hulk es un buen ejemplo de mutaciones causadas por la radiación.
trb comp ve dab
  • hombre araña – Organismos Genéticamente Modificados (OGM transgénicos): Este temido procedimiento de creación de OGM se basa en insertar los genes de una especie en los genes de otra. En la mayoría de los casos, a los cultivos transgénicos se les ha inyectado una proteína de otra planta o bacteria que hace que el cultivo crezca más rápido o sea más resistente a ciertas enfermedades. Otros ejemplos se pueden ver en el cruce de salmón con tilapia, lo que hace que el salmón crezca el doble de rápido. Spiderman siendo mordido por una araña y de repente siendo capaz de escalar rascacielos debido a su ADN (transgénico) humano-araña mejorado es un ejemplo del cómic.
  • GATTACA/La ira de Khan – Edición de genes (las tijeras): La última y más precisa forma de alterar los genes de un organismo es la llamada Edición de genes. A diferencia de los OGM tradicionales, los genes no se implantan de otro organismo, sino que se modifican dentro del organismo debido a un método preciso de desactivar ciertos genes o agregarlos.
star trek ii ira de khan int sc

Esto se puede hacer incluso en humanos adultos que están vivos, lo cual es una bendición para todos los que sufren de trastornos genéticos. Somos capaces de “reparar” genes en organismos vivos. La edición de genes también es miles de veces más precisa que simplemente bombardear semillas con radiación. Algunos ejemplos aplicados son desactivar el gen responsable de generar gluten en el trigo: El resultado es trigo sin gluten. Existen varios métodos que logran esto. Uno de los más populares en estos días es el llamado CRISPR Cas-9. Estas "tijeras" suelen ser bacterias reprogramadas que transmiten la nueva información genética o desactivan genes inactivos o no deseados. Muchas novelas y películas de ciencia ficción muestran un futuro en el que podemos desactivar los defectos genéticos y curar a los humanos de terribles enfermedades. Algunos ejemplos de historias en las que se han utilizado técnicas similares a CRISPR son películas como GATTACA, Star Trek's Wrath of Khan o la serie Expanse en la que la edición de genes juega un papel crucial en el cultivo de cultivos en el espacio.Artículo relacionado:  Punto de vista: cómo la política anti-OGM y pro-orgánica de Alemania beneficia a las empresas agrícolas de EE. UU.

¿Qué tiene que ver esto con el coronavirus?

Los biólogos sintéticos han comenzado a utilizar CRISPR para crear piezas sintéticamente del coronavirus en un intento de lanzar una vacuna contra esta enfermedad pulmonar y poder producirla en masa muy rápidamente. En combinación con simulaciones por computadora e inteligencia artificial, el mejor diseño para dicha vacuna se calcula en una computadora y luego se crea sintéticamente. Esto acelera el desarrollo de vacunas y lo reduce de años a solo meses. Los organismos reguladores y de aprobación han demostrado que en tiempos de crisis también pueden aprobar rápidamente nuevos procedimientos de prueba y vacunación que generalmente requieren años de ida y vuelta con agencias como la FDA.

CRISPR también permite la 'búsqueda' de genes específicos, también genes de un virus. Esto ayudó a los investigadores para construir procedimientos de prueba rápidos y simples para evaluar a los pacientes por corona.

A largo plazo, la edición de genes podría permitirnos aumentar la inmunidad de los humanos alterando nuestros genes y haciéndonos más resistentes a virus y bacterias.

Esta no será la última crisis.

Si bien el coronavirus parece realmente poner a prueba nuestra sociedad moderna, también debemos ser conscientes de que este no será el último patógeno que tenga el potencial de matar a millones. Si no tenemos suerte, la corona podría mutar rápidamente y volverse más difícil de combatir. El próximo virus, hongo o bacteria peligrosa probablemente esté a la vuelta de la esquina. Por lo tanto, debemos abrazar los últimos inventos de la biotecnología y no bloquear la investigación genética y el despliegue de sus hallazgos.

En este momento, una gran cantidad de trámites burocráticos e incluso prohibiciones absolutas se interponen entre las innovaciones que salvan vidas como CRISPR y los pacientes de todo el mundo. Necesitamos repensar nuestra hostilidad hacia la ingeniería genética y abrazarla. Para ser franco: estamos en una lucha constante para luchar contra las nuevas enfermedades y necesitamos ser capaces de implementar respuestas humanas de vanguardia para esto.

Fred Roeder es un economista de la salud de Alemania y ha trabajado en la reforma de la atención médica en América del Norte, Europa y varias ex repúblicas soviéticas. Una de sus pasiones es analizar cómo las industrias y tecnologías disruptivas permiten a los consumidores más opciones a un menor costo. Síguelo en Twitter @FredCyrusRoeder

Una versión de este artículo se publicó originalmente en Centro de elección del consumidor y se ha vuelto a publicar aquí con permiso. El centro se puede encontrar en Twitter @ConsumerChoiceC


El Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a los consumidores en más de 100 países de todo el mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos críticos de regulación e informamos y activamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en ConsumerChoicecenter.org

Javier Fernández-Lasquetty sobre la libertad y la innovación en la era del coronavirus

La crisis sanitaria del COVID-19 ha puesto de manifiesto, por un lado, las debilidades en la forma en que hemos concebido nuestros sistemas institucionales durante los últimos sesenta años. Por otro lado, cómo los mercados intervenidos y dirigidos se vuelven particularmente ineficientes en tiempos de crisis. 

Así, de las muchas respuestas que vemos todos los días, son aquellas que surgen espontánea y libremente las que ofrecen respuestas más rápidas y efectivas. El orden espontáneo vuelve a ser la mejor respuesta a la compleja y petrea estructura del Estado.

La gestión de la provisión de material sanitario y medicamentos es actualmente uno de los puntos más débiles de nuestros sistemas sanitarios, no por su falta de eficacia, sino por la lentitud de respuesta. Esta lentitud se debe precisamente al exceso de control por parte de las autoridades públicas que, en muchos países, ha provocado una intolerable lentitud en la compra de productos tan básicos como medios de protección de los trabajadores sanitarios. 

Si es importante la dotación de medios de protección, lo es especialmente, por la urgencia, cómo gestionar de forma rápida y segura las nuevas investigaciones y el posterior patentamiento de medicamentos y/o vacunas para frenar la pandemia. 

En mi opinión, hay que prestar atención a ambos aspectos. La urgencia de la búsqueda de una vacuna puede dar lugar a la aparición de proveedores en el mercado negro debido a los protocolos de validación y a las diversas pruebas que tiene que pasar cualquier fármaco en el mercado ordinario, pruebas que pueden ser ignoradas en el mercado negro, o aplicadas con menos cuidado. El problema con esto es que, si no se presta la debida atención al segundo aspecto, gestionar la investigación y las patentes de forma rápida y segura, no solo se pueden causar graves daños a la salud de las personas, sino que también se pueden robar patentes para fabricar el medicamento en mercados paralelos. fuera de los controles médicos, con evidentes consecuencias. 

Creemos que la seguridad en la creación de medicamentos y vacunas debe ser especialmente buscada por las instituciones, sin distinguir entre públicas y privadas. Esta circunstancia implica no sólo garantizar que se cumplan los controles oportunos sino también proteger la propiedad en la creación de los mismos ya que, de lo contrario, se desincentivaría la investigación, especialmente en el ámbito privado. Sin duda, proceder de esta forma acarrearía dificultades para encontrar soluciones a estos problemas médicos al dejar fuera del circuito productivo a un importante agente que, como se ha demostrado en la gestión de esta crisis sanitaria, presta una importante y necesaria ayuda al sector público.

No es descabellado recordar que los tiempos de crisis son tiempos de oportunidad, incluso en circunstancias tan graves como las actuales. Es en ellos donde se encuentran oportunidades en las debilidades del sistema para que, con ingenio y creatividad, se mejore y se busquen nuevas oportunidades de crecimiento. 

Es necesario en este punto apelar a la innovación disruptiva. La mejor lección que ya nos deja esta terrible crisis sanitaria es que sólo a través de la cooperación espontánea y voluntaria, la libre creación y la ausencia de trabas burocráticas en la búsqueda de soluciones seremos eficientes.

Javier Fernández-Lasquetty
Consejero de Hacienda. Comunidad de Madrid (España)
Ex consejera de Sanidad. Comunidad de Madrid (España)

Las opiniones expresadas aquí pertenecen a los autores y no reflejan necesariamente la política oficial o la posición del Consumer Choice Center. Cualquier contenido proporcionado por nuestros bloggers o autores es de su opinión.

Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a consumidores en más de 100 países alrededor del mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos regulatorios críticos, e informamos y empoderamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en consumerchoicecenter.org

Non, l'Afrique n'est pas épargnée!

OPINIÓN. Le virus ailé que représente l'invasion actuelle de criquets menace de réduire à néant toutes les récoltes de la Corne de l'Afrique. Il faut réagir de toute urgence, en se souvenant que chimie et technologie font aussi partie du génie humain, rappelle notre chroniqueur

L'hémisphère Sud, et en particular l'Afrique, semble en grande partie épargné par la pandémie de Covid-19 qui préoccupe toute l'Asie et l'Occident. Más pendiente que nous focalisons notre atención sur cette maladie, nous détournons notre consider d'un désastre sans doute pire encore, qui ravage le continente africain.

A l'heure actuelle, des dizaines de millers d'hectares decultures et de plantaciones sont ruinés par la plus grande invasion de criquets de ces vingt-cinq dernières années. En raison d'un climat automnal favorable, ces insectes ont proliferé et leur name pourrait encore croître d'ici à juin.

Neuf Etats africains s'essaient aujourd'hui à maîtriser la propagation de ce virus ailé qui se répand à une vitesse effarante. Maïs, mijo, sorgo, herbes et feuilles: ¡tout y passe!

Des nuages de criquets, parfois de la taille de petits pays comme le Luxembourg, se déplacent sur des kilomètres ravageant tout sur leur passage et ne laissant derrière eux qu'une terre stérile. Ces régions pauvres, qui souffrent régulièrement de la famine, se retrouvent ainsi face à une future crise alimentaire de gran ampleur.

Después del debut de esta invasión, los gobiernos de ces pagan o intensifican las medidas de control que comprenden la utilización rápida de pesticidas en todas las zonas atacadas, pulverizadas con ayuda de bombas manuales y motorizadas. Ces Etats sont aujourd'hui appuyés par les Nations unies, qui demandent une aide urgente pour organizer rapidement une pulvérisation aérienne de gran amplitud antes de la temporada de las plantaciones.

L'objectif est principalement d'empêcher l'éclosion des œufs des criquets par l'utilisation de fénitrothion et de malathion, des insecticides organophosphorés couramment used pour lutter contre les moustiques et les insectes frugivores. En efecto, si una intervención n'est pas faite rapidement, la plaie des criquets pourrait s'amplifier et réduire à néant les terres agricoles restantes de la Corne de l'Afrique.

Pandémie et prolifération des criquets: face à ces catastrophes d'ampleur biblique, l'Humanité se retrouve confrontée à ses éternels ennemis naturels qui lui rappellent sa fragilité. La naturaleza nous rappelle aujourd'hui qu'elle n'est pas que Gaïa la nourricière mais également Nemesis la colérique.

Par ces épreuves, nous prenons conscience que la technologie et la science ne sont pas des opressions qui nous éloignent d'un état naturel fantasmé mais au contraire le résultat de notre vie et notre confrontation à notre milieu.

Energie nucléaire, produits chimiques, medicalments de synthèse, vaccins: toutes ces solutions qui sont décriées par des minorités qui font beaucoup de bruit sont pourtant les fruits of l'ingéniosité humaine et la source de sa prospérité.

Después del pasaje de ces heures sombres, nous devrions ressortir plus reconnaissants de ce qui nous permet d'échapper à une vie «courte, brutale et indigente», comme le disait Thomas Hobbes. Retrouvons foi en notre ingéniosité et notre capacité à créer plutôt que porter sans cesse le poids d'une culpabilité infondée de notre présence sur cette Terre.

Publicado originalmente aquí.


El Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a los consumidores en más de 100 países de todo el mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos críticos de regulación e informamos y activamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en ConsumerChoicecenter.org

Après le coronavirus, faisons des améliorations à notre cadre législatif

Après des semaines de changements à notre façon de consommer, nous voyons qu'il ya des améliorations importantes à faire, en ce qui concerne nos chaînes d'approvisionnement et les moyens available pour se procurer des produits et services. Profitons de cette phase de lucidité pour faire des changements appropriés.

Plusieurs semaines de confinement nous montrent que tout ne s'est pas
déplacé sur internet et qu'une présence physique est difficilement reemplazable avec une connexion internet. Tout de même, nous voyons aussi qu'il ya raison de se réjouir du fait que cette pandémie nous tombe dessus en 2020 et pas il ya vingt ans. Nous avons la possibilité de rechercher et comandante des produits et services, presque sans
aucune nécessité de se déplacer.

Les outils de travail a distancia tels que Zoom, Asana ou les outils de Google ont déjà révolutionné le monde du travail. La plupart des réunions peuvent
être converties en appel video. Dans des pays comme le Royaume-Uni, les consommateurs peuvent dire que grâce à des services de livraison de produits alimentaires tels que Amazon Fresh etOcado, nous pouvons constituer une bonne quantité de réserves de conserves, de produits secs et de produits pour la salle de bains, sans même avoir à nous battre pour les
derniers produits dans Certains supermarchés presque vides.

Au Luxembourg, où ces services n'existent pas, la question se plantea si notre cadre réglementaire n'est pas à l'origine de ce défaut. L'absence de services comme Uber, ou les trottinettes électriques comme Bird, nous indica qu'une législation fautive est à l'origine de cette défaillance. Tant que des villes comme Bruxelles ou Paris bénéficie de l'économie de partage, les restaurateurs et la clientèle luxembourgeoises doivent se contenter de sites web incomplets de restau- rants, et l'HORESCA qui organis un service de livraison à 10 euros par comando (pour ceux qui n'ont pas de service intégré de livraison).

Il s'avère que les application descentralisées sont mieux préparées pour faire face à des crisis et la demande des clients. Un grand changement dans l'approvisionnement de produits et services est celui des médicaments et des services médicaux. Pendant la pandémie, nous voyons l'arrivée des télé-consultations, dont on espère qu'elles ne resteront pas une innovation temporaire. Afin de récupérer leurs ordonnances, lespatients ont dû se déplacer en pharmacies — uneOBlige superflue.

Huit pays dans l'Union européenne donnent le droit à leurs citoyens de comandante des médicaments sur ordonnance en ligne : le Royaume-Uni, l'Allemagne, la Suisse, les Pays-Bas, le Danemark, la Suède, la Finlande et l' Estonia. Au Luxembourg, le gouvernement nous informa que “Seuls les médicaments sans ordonnance peuvent être vendus sur internet. Il n'est pas prévu d'autoriser la vente à distance de médicaments sur ordonnance.” Espérons que la crise actuelle donnera la motivación nécessaire aux parlementaires de s'intéresser à une légalisation de ces services.

Au niveau de l'Agence européenne des médicaments (EMA), nous aurions besoin d'un audit pour comprendre pourquoi un fast-tracking des procé-
dures d'approbation n'a pas encore été posible. Dans une status d'urgence comme celle du coronavirus, il nous faut des recherches efficaces, et une burocratie qui autorise au plus vite les médicaments nécessaires. L'Agence luxembourgeoise des médicaments et des produits de santé (ALMPS) devra fonctionner d'après les mêmes principes : mettre la priorité pour maximiser le name of nouveaux médicaments sûrs, en réduisant les obstaculos administrativos. En même temps, le Luxembourg doit aussi autoriser et animador le “droit à l'essai” médical. La loi sur le droit d'essayer ou loi Trickett Wendler, Frank Mongiello, Jordan McLinn et Matthew Bellina, a été promulguée le 30 may 2018 aux États-Unis. Cette loi est un autre moyen pour lespatients chez qui on a diagnostiqué des maladies mortelles, qui ont ensayé toutes les options de traitement approuvées et qui ne peuvent pas participer à un essai clinique, d'accéder à ciertos traitements non approuvés. Les essais cliniques permettent de savoir si un produit est sûr à l'emploi et peut traiter ou prévenir efficacement une maladie. Les personnes peuvent avoir de nom-
Breuses raisons de participer à des essais cliniques.

En plus de contribuer aux connaissances médicales, ciertas personas participantes en des essais cliniques parce qu'il n'existe aucun traitement pour leur maladie, que les traitements qu'elles ont essayés n'ont pas fonctionné ou qu'elles ne sont pas en mesure de tolérer les traitements actuels.

Au-delà, il faut aussi plus de cybersécurité chez les Luxembourgeois et les entreprises contre les cyberattaques qui se propagent lors de cette pandémie. La sécurité du réseau doit être garantie pour garder l'at-
tractivité de la place financière – pour ce faire, une exclusion de ciertos actores du marché de telécommunication, dont la Chine, ne doit pas être exclue. Et qui dit vie privé, doit aussi garantir une révision de la
Constitution qui met en évidence les idées reçues de cette crise, afin de prévenir encore plus les abus de pouvoir dans des urgences futures.


El Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a los consumidores en más de 100 países de todo el mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos críticos de regulación e informamos y activamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en ConsumerChoicecenter.org

Україна не може дозволити собі заборони на експорт пшениці

У середу, заступник міністра економіки Тарас Висоцький повідомив Reuters, що україна готова вести заборiscepin Цьому кроку передувало звернення Всеукраїнської асоціації пекарів та асоціації «Борошномели України» до президента Володимира Зеленського, прем'єра Дениса Шмигаля, міністра економрозвитку Ігоря Петрашка та секретаря Ради нацбезпеки і оборони (РНБО) Олексія Данілова з проханням вплинути на ситуацію з підвищенням цін на продовольчу пшеницю .

Заборони на експорт – це природна реакція на надзвичайну ситуацію, спричинену пандемією. Метою є запобігання дефіциту пшениці та зростання цін на зерно всередині країни. Тому, з цієї сторони, такий крок може здаватись виправданим та навіть своєчасним.

Однак проблема у тому що у перспективі такі рішення можуть призвезти до втрат у вигляді погіршення відносин з країнами-торговими партнерами та втратою багатьох експортних можливостей у майбутньому. Та якраїна є онниífo з найб idamente

Зростання експорту в 2018-ому році забезпечили в основному кукурудза, пшениця, ріпак, м'ясо і субпродукти птиці, олії, тютюн і вироби з нього, яйця і кондитерські вироби. Найбільшими імпортерами української сільгосппродукції в 2018 році були Індія, куди було експортовано аграрної продукції на суму понад 1,8 млрд дол., Китай – 1,2 млрд. дол., Нідерланди – 1,2 млрд. дол., Іспанія – 1 млрд. дол. і Єгипет – 0,9 млрд. Дол.

Мнародна тргвлedad важлива тие, що вона дозволє кожнís с сibilidad. Такие чиное, rраїни, в як ми постачаєículo зерно є залежнини ві наших імо тй п п п п. Д п. В результаті, обидві сторони виграють. Сам тijo длicio нас так важливі ц т трse в віносини, і обриватater їх ш шшх забisc.

Експорello зерна є важливою частиною еконо» країни, і заабisc. Цлeración en Україна, як країна, яка водночас ве ama

Але це не лише Україна. Кілька країн заявили про готовність повернутись всередину. Нещодавно Румунія ввела заборону на вивезення зерна та переробленого зерна (включаючи хлібобулочні вироби) за межі Європейського Союзу, і румунські фермери вже висловили свою стурбованість. Зокреéfir, вони побтьсс, що заборона не бде сасована п па заculo і. І. “Це було б катастрофою, оскільки фермери не мають потужностей для зберігання,” – стверджує Строеску.

Економічний націоналізм є привабливим, але він так само є неймовірно небезпечним в довгостроковій перспективі і підштовхне нашу економіку ще більше вниз.

Publicado originalmente aquí.


El Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a los consumidores en más de 100 países de todo el mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos críticos de regulación e informamos y activamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en ConsumerChoicecenter.org

Cinco medidas que podrían prevenir futuros confinamientos

Que la Organización Mundial de la Salud no haya brillado exactamente en la crisis del coronavirus ahora está bien documentado. Debería recordarnos los peligros de seguir un enfoque guiado centralmente para abordar la enfermedad. Afortunadamente, dado que incluso los expertos han sido inseguro sobre cómo responder a este enorme desafío, no hubo una respuesta unificada de la UE al Covid-19. En cambio, los países europeos han estado lidiando con el virus mediante prueba y error.

Como resultado, al observar las respuestas de los países europeos y asiáticos, ahora podemos distinguir cinco cosas importantes que parecen haber funcionado para evitar la necesidad de un confinamiento estricto y económicamente devastador.

Lee mas aquí


El Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a los consumidores en más de 100 países de todo el mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos críticos de regulación e informamos y activamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en ConsumerChoicecenter.org

Los confinamientos excesivos están aplanando nuestros medios de subsistencia

Millones de estadounidenses están en el área de castigo mientras hablamos.

Han seguido los consejos de los funcionarios estatales y locales y se han quedado en casa para detener la propagación de COVID-19.

Los negocios están en espera, los cumpleaños se cancelan, los viajes son limitados y estamos pegados a nuestras pantallas para ver cómo termina todo esto. Si bien algunos de nosotros hemos podido continuar con el trabajo, esencial o no, durante este momento difícil, eso no es posible para la mayoría.

Más de 16 millones de estadounidenses han archivado para los beneficios de desempleo desde que las órdenes de cierre entraron en vigencia a mediados de marzo, y los economistas dicen que podríamos enfrentar un desempleo de hasta el 20 por ciento para el verano.

Ciertamente es cierto que muchos estados y ciudades han salvado vidas al ordenarnos que nos quedemos en casa. Pero los cierres generales ahora están aplastando nuestros medios de vida de una manera que es más peligrosa que esta pandemia.

El politólogo danés Bjorn Lomborg dice que al cerrar todas las escuelas y trabajos, “en realidad estamos creando más daños, más muertes a largo plazo, más desempleo a largo plazo y malestar para toda la población en comparación con lo que se está logrando al salvar vidas. ”

El tiene razón. Es por eso que Austria y Dinamarca ya han comenzado a relajar sus bloqueos y a abrir sus economías, pero con las reglas de distanciamiento social aún vigentes. Los líderes europeos ven el daño real que se ha hecho a las sociedades, y es hora de cambiar el rumbo sin dejar de ser responsables.

Eso es exactamente lo que el pueblo estadounidense también puede hacer.

Todavía podemos ser responsables manteniendo el distanciamiento social cuando sea necesario, usando mascarillas, poniendo en cuarentena a los grupos en riesgo y usando tecnología para rastrear la propagación del virus. Eso es lo que han hecho los países que vuelven al trabajo desde el principio.

Eso será más efectivo que obligar a las empresas a cerrar, llevando a muchos de nuestros compatriotas a los bancos de alimentos o al borde de la indigencia.

No tenemos que mirar más allá de nuestros propios hospitales.

Es cierto que muchos centros de salud en las principales ciudades están desbordados, y deberíamos enviarles todos los recursos posibles.

Pero al cancelar las cirugías electivas y las operaciones que alimentan sus presupuestos, los hospitales rurales y de condado, irónicamente, han comenzado a despedir a cientos de miles de profesionales de la salud y personal administrativo. Esto no se debe a que estén abrumados con pacientes con COVID-19, sino a que no tienen ningún paciente.

Si estamos perdiendo profesionales de la salud durante una pandemia, algo estamos haciendo mal.

En nuestro sistema federal, un enfoque único para todos suele estar equivocado, y ahora está mal. Hay 27 estados que han tenido menos que 100 muertes, pero siguen imponiendo bloqueos aplastantes. No es de extrañar que tantos estén ansiosos por volver al trabajo.

Es hora de admitir que los bloqueos no son una respuesta universal a la crisis que enfrentamos.

Muchos critican al presidente Trump por su deseo de abrir la economía estadounidense. Pero su ansiedad es una señal para los trabajadores y empresarios de todo el mundo: el dolor y el sufrimiento del nuevo coronavirus son reales, pero perder los ingresos y las perspectivas de alimentar a la familia es igual de malo o incluso peor.

Los estadounidenses son un pueblo robusto, fuerte y resistente. Entendemos que es posible que las cosas nunca vuelvan a ser iguales, pero se debe confiar en que continuaremos con nuestras vidas siguiendo la guía de nuestros científicos y médicos. Ese es el equilibrio que necesitamos para proteger nuestros medios de vida y salvar a los más vulnerables.

Publicado originalmente aquí.


El Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a los consumidores en más de 100 países de todo el mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos críticos de regulación e informamos y activamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en ConsumerChoicecenter.org

La eurodiputada Isabel Benjumea en COVID-19

La terrible pandemia de Covid-19 que estamos sufriendo no solo trae consigo una crisis sanitaria y humanitaria, sino también una crisis económica, social y política. Ante este escenario, no debemos olvidar que los momentos de debilidad y crisis son terreno fértil para intervencionistas y estatistas de toda condición, que pretenderán “aprovechar” estos momentos de tremenda incertidumbre para inocular sus dogmas en una sociedad temerosa. 

El confinamiento de los ciudadanos bajo la tutela del Estado como principal medida de prevención frente al virus y las amplios poderes conferidos a los Gobiernos puede ser interpretada por dichos estatistas como el salvoconducto ideal para transmitir sus dogmas: “es el Estado el único capacitado para protegerte de esta amenaza, es el Estado el único capaz de comprender lo que está sucediendo y actuar a tal efecto (administrando por tanto la información y la gestión de la verdad), es el Estado quien marca los tiempos y quien administra tu vida cotidiana… Ergo : es el Estado quien te acabará salvando”.

Como siempre sucede, la realidad se impone a la utopía y los hechos a las ensoñaciones dogmáticas. Basta poner como ejemplo lo que sucede en mi país, España, uno de los más afectados por esta terrible pandemia.

Frente a las medidas recentralizadoras e intervencionistas de un gobierno socialista poco amigo de la libertad, ha sido la iniciativa privada quien ha conseguido desbloquear la exasperante lentitud gestora del gobierno. Mientras el gobierno central amontonaba material sanitario para proceder a un reparto justo y solidario, diferentes empresas se unían para comprar material sanitario y traerlo a nuestro país. Mientras dicho gobierno se perdía en canales burocráticos y ruedas de prensa sin periodistas, la colaboración público-privada en regiones y ciudades permitía la adquisición de material, la gestión directa de la crisis sanitaria y hasta la construcción o adecuación de nuevos hospitales. Mientras el gobierno socialista vende supuestas ayudas que excluyen el gasto público, son pequeñas, medianas y grandes empresas, junto a sujetos individuales que están donando millas de ayudas y aportaciones para luchar contra el virus y dar respuesta a los colectivos más vulnerables y afectados.

Tengamos claro este punto de partida para entender que esa nueva época que se abre tras la crisis del coronavirus correrá el riesgo de regresar hacia un pasado oscuro y fracasado si permitimos que la propaganda habitual estatista manipule la realidad y maquille lo que está sucediendo. Todas las soluciones a esta crisis y todas las aportaciones para construir el futuro han de venir, como siempre, de unas instituciones eficientes y eficaces de poder limitado y de una iniciativa privada fuerte y con capacidad de actuación y desarrollo que pueda colaborar en la reconstrucción y en la busqueda de soluciones.

Y también tenemos claro que quienes han acaparado todo el poder no lo van a querer volver a entregar así como así. Un estado voraz que ha tenido la oportunidad de gestionar la vida cotidiana de los ciudadanos no va a regalar ese poder. De ahí, que debemos ser vigilantes en la recuperación de todos y cada uno de los derechos individuales entregados en esta crisis.

Es imprescindible entender este contexto antes de abordar el terreno de las medidas. Antes de adentrarnos en las propuestas de ámbito sanitario, fiscal, laboral o social hay que tener claros los peligros que nos acechan y el camino a seguir.

Más concretamente, en relación con el suministro de medicamentos y material sanitario, anteriormente poníamos como ejemplo el caso español: ha tenido que ser la colaboración público-privada la que salvara la situación de bloqueo que vivía el país. Y ahí debe haber normas y regulación, por supuesto, siguiendo la sencilla máxima: “pocas y claras”.

Frente a la hiperregulación y la burocracia que bloquea los canales de compra, encarece los productos y retrasa su entrega y posterior reparto, agilicemos las compras delimitando la seguridad de las mismas. La liberalización del sector farmacéutico, permitiendo la venta de medicamentos que no necesitan prescripción médica fuera de las farmacias y online, así como una mayor libertad en el sector tanto en su organización interna como en la creación de nuevos establecimientos, pueden ser líneas a tener en cuenta para lograr el abaratamiento de los medicamentos.

Junto a esa liberalización, las instituciones han de centrar su normativa en asegurar la calidad del producto, especialmente en un tema tan sensible como la salud. Evidentemente, la existencia de patentes que han de superar todos los filtros de seguridad y calidad exigentes, es una herramienta imprescindible. A su vez, aseguren el interés de la investigación privada, tan necesario para el beneficio público y sanitario. Pero también será papel de las instituciones limitar esa gestión de las patentes, evitando monopolios y abusos en el mercado que podrían impedir la libre competencia y su consiguiente abaratamiento del producto. 

Medidas liberalizadoras que se combinan con el marco de seguridad que han de aportar las instituciones, reducción y simplificación de la hiperregulación que retrasa la gestión de las soluciones y la colaboración público-privada en la búsqueda de soluciones son el camino a seguir. Y la clave es que esto no son dogmas ideológicos, son apuntes extraídos de observar lo que sucede; de observar la tozuda realidad.


Los puntos de vista y las opiniones expresadas aquí pertenecen a los autores y no reflejan necesariamente la política oficial o la posición del Consumer Choice Center. Cualquier contenido proporcionado por nuestros blogueros o autores es de su opinión.


El Consumer Choice Center es el grupo de defensa del consumidor que apoya la libertad de estilo de vida, la innovación, la privacidad, la ciencia y la elección del consumidor. Las principales áreas políticas en las que nos centramos son digital, movilidad, estilo de vida y bienes de consumo, y salud y ciencia.

El CCC representa a los consumidores en más de 100 países de todo el mundo. Supervisamos de cerca las tendencias regulatorias en Ottawa, Washington, Bruselas, Ginebra y otros puntos críticos de regulación e informamos y activamos a los consumidores para que luchen por #ConsumerChoice. Obtenga más información en ConsumerChoicecenter.org

Vuelve al comienzo
es_ESES